martes, 19 de febrero de 2019

Editorial: Chicamocha News: ocho años informando y sirviendo a Santander y Boyacá


Por Rubén Darío Rodríguez López

A finales del siglo pasado reputadas voces del periodismo norteamericano auguraron que para 2020, o antes, ya no habría periódicos de papel en Occidente. La predicción no se ha cumplido, pero no era un disparate. En los últimos 15 o 20 años, el número de publicaciones, no solo diarias, ha decrecido en todo el mundo, al tiempo que caía su difusión. (M.A. BASTENIER, 2016). La sentencia del analista de periódicos Mike Simonton es contundente: "a partir del año 2010, todos los mercados con dos periódicos se convertirán de uno solo, y empezaremos a ver que los mercados de un solo periódico se quedarán sin ninguno".  Las estadísticas indican que la circulación diaria de los periódicos en EEUU cayó en 20 millones, durante los últimos 10 años.

Traigo las anteriores consideraciones para reflexionar que hoy por hoy mantener un medio de comunicación escrito, no es nada fácil. En las últimas décadas han caído impresionantes medios de comunicación escritos mundiales, Nacionales y regionales, solo para mencionar algunos ejemplos en Colombia, la revista Cambio y el diario sensacionalista El Espacio, desaparecieron del mercado y algunos que eran diarios, pasaron a semanarios, como el Espectador, El nuevo siglo, El frente, etc.

Chicamocha News, es un periódico regional, que poco a poco y con muchas dificultades ha logrado sobrevivir como el único medio de comunicación escrito que genera noticias y opinión en las provincias de García Rovira de Santander y de Norte y Gutiérrez en Boyacá. Esta loable labor de hacer periodismo en regiones tan apartadas, lo hace supremamente meritorio por varias razones, entre ellas: la situación económica tan paupérrima de la región no le permiten generar las ventas de publicidad necesarias para su sostenimiento y, adicionalmente, la ausencia de grandes empresas y grandes marcas lo someten, básicamente a la publicidad Estatal, que cada día se reduce considerablemente y que en muchas ocasiones (por no decir que siempre), queda sometida a que un Alcalde o Gobernador no se haya sentido afectado por la opinión, reportaje o investigación que por obligación el periódico no puede obviar, ni dejar de publicar.

Aunado a lo anterior, lo hace doblemente meritorio el hecho de sobrevivir ante la avalancha de información (y desinformación) que abunda en Internet y especialmente en las redes sociales.  Facebook, Instagram, pero principalmente twitter, son hoy por hoy un tsunami de noticias, que arrasan la atención y les permite a los lectores informarse con un solo titular y a un solo clic. Sin embargo, estas redes también han sido invadidas por falsos periodistas y falsos perfiles que se encargan de tergiversar, malinterpretar y manipular la información, adecuándola al interés netamente personal o empresarial, dependiendo a quien necesite su explotación. 

Para nadie es un secreto que en las provincias de García Rovira y de Norte y Gutiérrez y en todas las regiones, donde la economía está basada en los programas del Estado, el sesgo de los medios de comunicación no es garantía de objetividad y de imparcialidad, en cuanto a la opinión política se refiere; ya que su necesidad de publicidad y de generar ingresos los lleva a arrodillarse y a venderse al mejor postor "político" o movimiento que le paute cuñas en sus emisoras o programas periodísticos, amedrentados bajo la amenaza de retirar sus pautas, si algún periodista, columnista o locutor llega a hablar mal de su gobierno o de su movimiento.

Ante esta realidad expuesta, el esfuerzo hecho por la Dirección general del Periódico Chicamocha News, en cabeza del Periodista Carlos Alirio Meneses Cordero, durante estos 8 años y 100 ediciones que se cumplen este mes de febrero, es titánico e impresionante, por decirlo de alguna manera, mantener la independencia informativa, por no entregar sus editoriales o columnistas al mejor postor, al gobernante de turno. En mis 73 columnas que me han permitido escribir, nunca, léanlo bien, nunca he tenido el más mínimo asomo de censura o de coacción para expresar mis opiniones, ni siquiera la sugerencia de cambiar algún párrafo o palabra, lo que me ha generado el placer de poder escribir lo que se me ha dado la gana y de alguna manera poder generar opinión, sin sesgos, sin intereses diferentes al de tratar de informar, el de tratar de expresar en mi lenguaje lo que mucha gente quiere decir, quiere expresar, quiere gritar, pero no puede por diversas razones, o simplemente porque no se atreven.

Muchos se preguntarán, ¿pero entonces cómo ha subsistido el periódico?  Simple: trabajo arduo y constante que hace la dirección del periódico, rebuscando la poca pauta que se puede conseguir, sin acondicionamiento, sin restricción de opinión, lo que lo hace más dispendioso y difícil. Tanto así, que hoy por hoy el periódico tiene más publicidad del Departamento de Boyacá que del Departamento en el cual nació y tiene su casa principal, el de Santander. En la provincia, el apoyo económico también ha sido muy poco, los Alcaldes escasamente pautan algunos publirreportajes y otros simplemente lo detestan, porque se opina con objetividad y con seriedad, y en algunos casos se investiga la verdad. 

Subsiste, gracias a los lectores, que son la razón de ser de cualquier medio de comunicación, mes a mes la rotación del ejemplar impreso llega a todos los municipios de las regiones y a las ciudades capitales del departamento en menor proporción, pero también se llega con las noticias a través de las redes sociales y de la página del periódico.

A Carlos Alirio, me permito expresarle mi más profundo respeto por hacer este trabajo, a veces tan ingrato y subvalorado, pero a su vez apasionante y necesario. También lo admiro por su persistencia, su constancia y su perseverancia en la tarea de informar objetivamente a una comunidad que pareciera, estuviera desdichada al olvido y al abandono Estatal, pero que, gracias a personas como Usted y su gran periódico, permiten que las personas que viven en la región y los que estamos lejos, podamos mantenernos informados, actualizados y de alguna manera traer a nuestra pupila, los logros o desatinos de los gobernantes, las obras y proyectos de la comunidad, así como los hermosos paisajes y ruinas que con el paso de los años son parte de nuestra historia, de nuestro presente y nuestro futuro.

¡Feliz aniversario!!!

No hay comentarios: