sábado, 17 de noviembre de 2018

Puente Hisgaura, ¡la mayor burla para García Rovira!


Algunos consideran que los defectos estéticos son lo de menos, el problema radica en las posibles fallas estructurales.

Por Rubén Darío Rodríguez López

El pasado mes de Junio, en mi columna habitual, escribía que el puente Hisgaura era una obra sobredimensionada e infame sobre la trocha que comunica a Málaga con Bucaramanga y explicaba mis argumentos personales. Hoy, después de la denuncia hecha por este periódico y que muchos consideraron exagerada y sensacionalista y que gracias a ella se pusieron los ojos de todos los medios y de las entidades de control sobre lo ocurrido con este puente, sigo convencido que lo que hacen con la provincia, parece una caricatura, o en términos de hoy, un meme, y uno no sabe si reír o ponerse a llorar.

El puente, sin lugar a duda, "estéticamente" hablando, quedó con muchas ondulaciones que en los principales medios de comunicación fue comparado con un acordeón y en otros casos con una montaña rusa y así fue que se convirtió en el hazmerreír de noticieros y redes sociales. Pero eso no es lo peor, en cuanto a su estructura también se generaron especulaciones y, ni el Invias, ni el Ministerio, y mucho menos el Fondo Adaptación se manifestaban sobre la situación, sencillamente porque ni el contratista, ni la interventoría habían pasado el informe final de la construcción. Así las cosas, esta falta de comunicación oficial dio pie a que se generaran especulaciones o mejor, muchas dudas sobre el estado actual del Puente. Esperemos que estructuralmente se pueda utilizar y que el faldón que le van a colocar por los lados, lo vuelva bonito, y que se convierta en el "referente turístico" que le vendieron a los Alcaldes y líderes al momento de justificar esta megaobra de más de 100 mil millones de pesos. (Aunque la rubia se vista de seda, rubia se queda, dice el refrán).

Solo 5 días después, un comunicado general y evasivo del Ministerio, Invías y el Fondo Adaptación, pusieron sobre la mesa las irregularidades del contrato de la obra, donde consideraban que la firma interventora sí había advertido de irregularidades, pero que no las había formalizado en ningún informe, y para completar, expresaron su preocupación por que, ni el  contratista, ni ninguna entidad estaba responsabilizada de hacer la prueba de carga del puente, lo que no les permitía recibir dicha obra a satisfacción, bajo ninguna circunstancia. Todo hoy es un proceso jurídico enredado, que al final como todos sabemos con la justicia colombiana, acomodada a favorecer firmas extranjeras por miedo a perder "inversionistas", no va a pasar nada. Después de ires y venires, anunciaron que la prueba de carga se realizará este 19 de noviembre. Estaremos atentos.

¿Qué pasa en nuestra región con las poquitas obras que hace la Nación, el Departamento o algunos Municipios, por qué no las terminan bien, por qué son inservibles y por qué siempre nos dejan viendo un chispero? Traigo ejemplos: la carretera Troncal Central del Norte, se le invirtieron miles de millones de pesos y nunca fue terminada; la vía Málaga-Curos, fue incluida en el Plan 2.500 y solo se pavimentaron 11 Kms, y en el plan de infraestructura de las 4G de Santos,  y lo que hoy tenemos, una vía con algunos kilómetros pavimentados, unos puntos críticos que ya se están deteriorando y el puente Hisgaura que está por verse; y nos hicieron conejo a los puentes de Pangote y La Judía. A nivel departamental, la famosa Morgue de Málaga, la Planta de Lácteos del gobierno de Richard Aguilar, la planta de beneficio animal (matadero) de Málaga, los programas de vivienda, la carretera Enciso- Carcasí, (en esta vía escasamente atendieron la emergencia, fueron y se tomaron fotos, pero nunca volvieron a terminar lo que prometieron en el momento de la tragedia. Todo esto pasa y los rovirenses no sabemos si llorar o reír de tanta infamia e indolencia con nuestra provincia.

Qué pasa con los políticos santandereanos, no he visto los comunicados de los Senadores y Representantes exigiendo cumplimiento y terminación del puente Hisgaura, escasamente un Twitter del Senador Leónidas Gómez y los demás brillan por su ausencia.  Extraña uno la época de elecciones cuando desfilan hasta 20 congresistas recogiendo voticos y todos prometiéndonos la vía Málaga - Curos. También he visto mucha actividad en redes sociales del diputado Mario Cárdenas, quien publica muchísimas fotos y videos de las visitas al puente, a las vías (Central del Norte y Curos-Málaga), generalmente en compañía de constructores, contratistas e instituciones responsables de dichas obras, pero me confunde a veces porque sus comunicados parecen más el de un jefe de relaciones públicas, que el de un Diputado haciendo control político al cumplimiento real de las obras. No he visto un solo debate de control político de la asamblea por las obras inconclusas e incumplidas en la provincia, citando al Invías Regional, al secretario de Planeación Departamental, al Gobernador.

Qué pasa con los Alcaldes de la provincia, alejados de la realidad regional, de la situación precaria de la infraestructura, de los proyectos regionales, de las obras necesarias para el desarrollo, alejados de todo contexto. Sé que algunos me dirán que han ido a Bogotá, a Bucaramanga, a Cartagena, a San Andrés Islas, etc. a gestionar sus recursos y a hablar con muchas personalidades importantes, pero creo que no los están escuchando, que los están ignorando y hasta creo que también se están burlando de ellos. Creo que no es justo (o será que lo merecemos?) lo que nos está pasando, pareciera que nos ven como unos dibujos animados. Pasa en Macondo, dicen muchos a manera de broma (es una realidad).

Con todo lo que nos pasa en la provincia, no encontramos un camino serio y eficaz para hacer valer nuestros derechos, hacer cumplir tantas promesas, hacer respetar los pocos recursos que invierten en la región, pero sobretodo, estamos perdiendo la esperanza, esa que nos han frustrado siempre, la que nos vendieron con el puente Hisgaura y con la pavimentación de la vía Málaga- Curos y que tal vez, seguiremos perdiendo, ya que nadie de los que elegimos con nuestros votos, vuelven sus ojos a nuestra burlada y humillada provincia, que aguanta y aguanta las consecuencias de la corrupción, del desempleo, de la incomunicación, de la desnutrición, de la falta de servicios de salud, de educación, de vivienda, de acueductos, de seguridad alimentaria, etc.

¿Llegará el día que no aguantemos más?, que reaccionemos de manera real y efectiva ante tanta burla, tanta humillación, tanta desidia, pero sobre todo, a tanta insensatez de parte de los políticos que año tras año nos manosean y nos siguen viendo la cara de payasos?  ¡Amanecerá y veremos!

No hay comentarios: