jueves, 19 de octubre de 2017

El efecto Rodolfo Hernández en Santander


Ing. Rodolfo Hernández, Alcalde de Bucaramanga.

Por Rubén Darío Rodríguez López (*)

Las pasadas elecciones regionales de 2015, dejaron ver que Santander está empezando una nueva etapa en los procesos electorales, demostrando que se puede derrotar a los mercaderes de la política, a esas empresas fami-electorales que se han regado por todo el país y que han ganado elecciones tras elecciones repartiendo el "kit electoral" (tamal, cemento y billete de 50.000) y que saben embaucar a ese gran número de electores que, según ellos, son "ignorantes" y venden su voto al mejor postor.

A Leonidas Gómez le faltó un poco más de humildad y de logística para haber llegado a mas regiones de Santander y convencer con su discurso a otro poco de Santandereanos, que sin ningún tipo de prebenda, casi que lo eligen Gobernador, y aun así, logró derrotar a la empresa fami-electoral del Coronel Aguilar.  Pero Bucaramanga si no comió cuento y se dejaron convencer por el discurso de la Lógica, la ética y la estética y contra todos los pronósticos y encuestas, eligieron a Rodolfo Hernández, un ingeniero de reconocida trayectoria en la construcción y "zorro" para los negocios. 

Pero la campaña ya pasó y ahora la expectativa se centra en los logros, aciertos y proyectos que concrete el ingeniero Hernández, y es a lo que me voy a referir en esta columna de opinión. 

Han pasado 21 meses desde su posesión, y su primer gran acierto fue arrancar con un gabinete totalmente ajeno a las corrientes políticas tradicionales, en algunos casos contando con gente técnica y en otros con gente bonachona y empresaria, de la cual se ha rodeado siempre el ingeniero. En el primer semestre logró recortar la bobadita de 2.000 OPS (Órdenes de Prestación de Servicios), que eran cuotas burocráticas de los Concejales y que vieron cómo se quedaron sin soporte para mantener ese fortín y apetito burocrático que alimentaban todos los años, desangrando los impuestos de los bumangueses en más de 50.000 millones de pesos. 

A partir de ahí, se generó una lucha de poderes y los Concejales, que no son "peritas en dulce", empezaron a poner trabas a cualquier proyecto del ejecutivo y hasta le montaron contralor municipal de bolsillo, nombrando al ex-gobernador  Jorge Gómez, quien también empezó una cruzada para cuestionar e investigar cualquier acto del ejecutivo actual y no ha hecho absolutamente nada por investigar al gobierno anterior de nuestro provinciano Lucho Bohórquez y hasta una revocatoria de mandato le montaron, pero salió derrotada.

El ingeniero Rodolfo también ha mostrado un fuerte carácter y ha dado batallas verbales en medios de comunicación, de frente a los corruptos. Nunca antes en la historia del municipio de Bucaramanga, se había presentado tantos oferentes para una licitación, hoy en día se presentan hasta 70 ofertas para un proceso licitatorio, a diferencia de las administraciones anteriores donde desde antes de licitar un proceso, ya se sabía a quién le correspondía y en los resultados de la convocatoria, las cuales se amarraban tanto, que generalmente se hacían con un único oferente y cuando exageraban, se presentaban 2 oferentes, y eso porque los presentaban la misma empresa con dos nombres diferentes a la cual se le iba a asignar.

El Alcalde Hernández también ha tratado de acabar con fortines burocráticos y de corruptos que todavía se "enquistan" en el Acueducto Metropolitano, en la Terminal de Transporte y en algunas secretarías, y poco a poco ha demostrado, con indicadores financieros positivos, el resultado de esta gran cruzada contra la corrupción en Bucaramanga.

La última batalla que está dando el ingeniero, es la de evitar que la gran minería intervenga el páramo de Santurbán y entre a afectar las fuentes hídricas que surten los acueductos del área metropolitana de Bucaramanga y de los municipios de la provincia de Soto norte.  Ahí también ya gano su primera batalla, logrando convocar a más de 100 mil personas a la plaza cívica Luis Carlos Galán, demostrando que el agua es un recurso sagrado y que debe estar por encima de grandes intereses económicos y políticos que promueven la intervención de Minesa, empezando por el partido Centro Democrático que le organizo un Foro en la UNAB, (propiedad de Alberto Montoya Puyana, padre del representante de Minesa en Santander, Juan Camilo Montoya) para respaldar este tipo de minería.

Otro gran logro de esta administración, es el cambio que está empezando a dar a la arquitectura de los parques de Bucaramanga, hoy se han intervenido más de 10 y se van a intervenir otros 7 este año, dando una imagen más amigable y hermosa, rescatando el nombre de "ciudad de los parques".  Tal vez queden faltando muchos, pero se están dando los primeros pasos.

Sin embargo, a Rodolfo Hernández todavía le falta concretar su propuesta de Gobierno, aún hay personas que esperan se les cumpla con la promesa de campaña  de las "20.000 viviendas",  las cuales están embolatadas. Además, los ciudadanos bumangueses siguen teniendo una sensación de inseguridad, de desempleo, de mucha informalidad en las calles, en el transporte y esos son problemas por resolver que todavía tiene este gobierno.

Lamento y no entiendo la decisión de Leonidas Gómez, quien hoy es candidato al Senado por el Polo Democrático, considero que había podido esperar hasta las próximas elecciones de Gobernación y volver a presentarse como candidato, hoy a mi manera de ver, ha frustrado nuevamente a los electores.

A Rodolfo le falta más de la mitad de su gobierno y tiene la responsabilidad de mantener la credibilidad de los electores, que por primera vez votaron a conciencia, votaron por una propuesta anti-corrupción y están viendo sus frutos, y se pueden seguir presentando en Santander y en nuestro país, propuestas y personas honestas que nos permitan soñar y tener esperanza que en Colombia todavía hay líderes, libres de mermelada, de corrupción, de intereses personales y que pueden sacar a Colombia de este trance tan lamentable en el que la corrupción ha permeado hasta lo más impermeable que teníamos, como era la Justicia.

 (*) Zootecnista Esp. Alta Gerencia