domingo, 16 de octubre de 2016

ARTURO MORENO VARGAS, LA HISTORIA VIVA DEL BALONCESTO MALAGUEÑO

Por Rubén Darío Rodríguez López


De pie. Izq. a der: Rubén Rodríguez, Chaparro, Moreno, Diego Chumiga, Carlos Meléndez, Néstor Flórez, Jorge Ruiz – Poli, Arturo Moreno, Eulogio Largo

Para los que nacimos entre las décadas de los 60, 70 y 80 y tuvimos el honor de representar las selecciones de Baloncesto del glorioso CUSTODIO GARCIA ROVIRA, traer a la mente al "PROFE", ARTURO MORENO, es traer los mejores momentos de nuestra infancia y juventud vividos durante la formación como deportistas bajo la orientación de éste gran personaje.

Quiero a través de este espacio, rendir un pequeño pero muy merecido homenaje a quién muchos consideramos nuestro segundo "papá" y que dedicó muchos años, días y horas a enseñarnos a jugar baloncesto, sin importar si era de noche, de día, si llovía, si hacía sol y nos permitió a través de éste deporte, conocer los mejores amigos de nuestra vida, conocer otros municipios y ciudades y formarnos como sus mejores hijos.

Arturo Moreno, Nació en Málaga (S) en el año 1.956, realizó sus estudios de primaria en la Escuela Marco Fidel Suarez (el estadio) y su bachillerato en el Custodio García Rovira (1.975). Es Licenciado en educación física y especialista en recreación comunitaria de la Universidad de Pamplona.   Su primera experiencia como docente la tuvo en el Municipio de Molagavita (3 meses) de ahí fue a Puente Nacional (8 meses) y regresó a Málaga para trabajar en su Colegio Colcustodio.  Hoy trabaja en el Colegio María Goretti, de Bucaramanga.  También fue Coordinador de Deportes de la Universidad Manuela Beltrán durante 10 años.


Abajo.  Oscar Villamizar, Gualdus Barajas

El próximo mes de noviembre Arturo, cumplirá 60 años de vida, de los cuales sacrificó 18 años (1.981 a 2000) dedicándonoslos  a la formación de jugadores de baloncesto en el Colegio Custodio García Rovira, de éste proceso se lograron obtener seis (6) Subcampeonatos Departamentales y un (1) Campeonato Departamental (1.990).  Por sus clases y selecciones pasamos cerca de 500 estudiantes del Custodio. Hoy todos coincidimos y reconocemos que gracias a su dedicación y formación y el habernos inculcado la disciplina, el esfuerzo, el ejercicio, la perseverancia y sobretodo el valor de la amistad, no hemos encontrando un solo ex jugador que no haya terminado su carrera profesional. 

Resalta como la mejor época de su vida profesional, la vivida durante las selecciones de 1986 y 1990, donde logró  trabajar con  los mejores jugadores, los mejores alumnos y  de mejores resultados y también enmarca como su momento más difícil la partida prematura de su hijo Fernando, a quien llamábamos "FERCHO", único hombre de un total de cinco (5) hijos.

Recuerda con mucha alegría el glorioso partido de 1.989 en el colegio del Rosario de Málaga donde por primera vez se derrotó al Colegio San Pedro Claver, eterno rival en la finales en los torneos intercolegiados Departamentales, pero esa alegría duro poco porque ese mismo año se disputó la final en el Municipio del Socorro, perdiendo esta partido  por un punto en tiempo suplementario. El año siguiente se logró el primer y único campeonato departamental en la ciudad de Barrancabermeja.


Fotos Glorioso partido Colcustodio Vs San Pedro Claver. Colrosario Málaga 1.989

Nos llama a sus jugadores como "sus hijos", ya que considera que todos estos jóvenes que tuvo la oportunidad de entrenar, muchos de ellos se convirtieron en hijos  verdaderos ya que se compartía totalmente el tiempo libre.  Cuándo se le pregunta  cuales son los jugadores que más recuerda, no quisiera clasificar porque considera que en cada selección habían tres o cuatro que marcaban diferencia y se desempeñaban muy bien con funciones diferentes, pero se atreve a nombrar jugadores como Pacho pueblo, Diego Chumiga, Edgar Tine, Gualdus Barajas, Eulogio, Chaparro, Los hermanos Remolina (Emilio, Fernando y Nelson), Aldo, Ciro Parra y advirtiendo que no quiere herir susceptibilidades, considera que dentro de tantos jugadores, como los más completos a Rafico Ibáñez y Nelson Correa (Avia).


En la foto: Aldo Ramón, Nelson Remolina, Néstor Caicedo, Carlos Contreras.

Hoy, solamente se dedica a sus clases de educación física, ya no tiene escuela de formación, ni entrena selecciones.  Su tiempo libre lo dedica a sus otras dos pasiones, la pintura y la pesca.  Arturo, también ha sido expositor de arte, sus óleos en espátula, le han permitido hacer más llevadero sus momentos de reflexión y me invita a su próxima exposición en la feria de Málaga el próximo  mes de Enero de 2017.

Cuándo le pregunto si siente nostalgia de la escuela de formación, me confiesa que está pensando seriamente regresar a Málaga, una vez logre su pensión como docente y volver a buscar entre la juventud malagueña de hoy, un grupo de buenos muchachos que quieran retomar la historia del baloncesto malagueño, que hoy por hoy, no es más que eso, historia.

De mi parte y muchos de mis amigos queremos agradecer infinitamente al profe Arturo Moreno, por su dedicación y sacrificio para con nosotros en los momentos más cruciales y definitivos de nuestras vidas.  Un abrazo fuerte.