viernes, 25 de septiembre de 2015

“EL PAGO ANTICIPADO Y LA DOBLE FACTURA DE LA POLITICA”

Por Rubén Darío Rodríguez López

 

Pareciera que en ésta columna me fuera a referir a temas de contabilidad o asuntos tributarios, pero no, me refiero es a la cotidianidad de los procesos electorales.

Desde que se promulgó el acto legislativo Nro. 01 el 9 de Enero 1986 y se permitió la elección popular de autoridades locales, la cual se llevó a cabo por primera vez, el 13 de marzo de 1988,  se determinó que los ciudadanos (el pueblo) podían elegir popularmente y no por decreto; un gran número de cargos públicos, desde el Presidente, los Senadores, Representantes, los Gobernadores, diputados y los Alcaldes y Concejales, entre otros. Aquí también se incluyó el "voto programático", es decir, que los candidatos a Presidencia, Gobernaciones y Alcaldías, deberían suscribir un "programa de gobierno", el cual una vez salieran elegidos deberían cumplir a cabalidad para los habitantes de la entidad territorial que los eligió.  En otras palabras, se debería votar por el mejor Candidato y el mejor Programa de Gobierno. Estos dos aspectos deberían ser los primordiales a la hora de tomar "libremente" la decisión, los ciudadanos que se encuentren aptos para hacerlo.

Desde ésta primera elección y a mi manera de ver ha venido sucediendo una práctica que yo llamaría "desleal" en un proceso de negociación. Desleal porque no se logra un "gana-gana" como debería ser, sino que se convierte en una situación donde el perdedor es el elector.

Cuándo uno vota por un candidato, desde ese momento le estoy "pagando por anticipado" el favor. Cuál favor? claro! le doy mi voto de confianza para que una vez salga elegido me cumpla con todo (no con una parte), lo que me prometió en el programa de Gobierno. Le pago anticipado para que a través de su gestión, busque los recursos necesarios para garantizar la ejecución de cada uno de los programas y proyectos que inscribió en la Registraduría cuándo lo hizo para su aspiración política. Con mi voto lo estoy comprometiendo a que cualquier iniciativa que pretenda ejecutar con los recursos públicos, siempre busquen beneficiar a la mayor cantidad de población posible, que busquen el bienestar común, que busquen resolver la problemática social, económica, de servicios, de infraestructura, de educación, de salud, de desarrollo agropecuario, etc. programas que se constituyen en el Plan de Desarrollo, documento que debe hacer teniendo en cuenta a la comunidad que lo eligió. Adicionalmente, el Estado, con lo que recauda de nuestros impuestos le paga el salario, incluyendo viáticos, primas, vacaciones y "otras cositas", y lo convierten en un "SERVIDOR PUBLICO", lo que le obliga a prestarnos sus servicios, a atendernos, a cumplir horarios y a trabajar durante los cuatro años de gobierno.

Pero resulta que ahora los políticos quieren hacernos creer que es al contrario, que debemos agradecerles "miles de veces" cualquier cosa que hagan. Si arreglaron una carretera, si contrataron un transporte escolar, si arreglaron el centro de salud, si les regalaron una placa-huella, una alcantarilla, si hicieron algo de gestión, si fueron a trabajar, si hicieron fiestas y bazares, etc. Tenemos que darles las gracias, tenemos que soportar que nos "saquen en cara" a cada rato, que hicieron lo que debían y tenían que hacer. Ahí nos están pasando la "primera factura". 

La "segunda factura" nos la pasan cuando ya están terminando el período de gobierno y siguen "restregando" las pocas cosas que hicieron y que nos hacen sentir como si nos hubieran hecho otro favor. NO, repito, no es ningún favor, esa era su responsabilidad, su compromiso, su obligación cuando lo elegimos, para eso lo escogimos. No nos vengan con el cuento que ahora tenemos que votar por el candidato que nos quiera imponer, con el discurso de que "si queremos que las obras o el progreso continúen". No faltaba más, que quieran endosar ahora las capacidades, las responsabilidades, las obligaciones que otra persona totalmente diferente debe asumir en la siguiente elección. Nos quieren cobrar nuevamente el voto que les dimos para salir elegidos, sugiriéndonos que votemos por quien él quiere poner, para que le guarde su espalda, para que le tape lo intapable, para que le cuide su tacita de oro, le cuide su burocracia. ¡No señor!!! Su favor ya está pago. Lo pagué cuando lo elegí.

Otra forma de "segunda factura", nos la quieren cobrar los que quieren reelegirse. Ahora vienen a sacarnos en cara también, que fueron los mejores gobernantes, que "debemos" votar por ellos otra vez, para volver a ver las maravillas que hicieron en su primer gobierno, para recuperar todo el desarrollo que lograron en su primera elección y peor cuando llegan a la vereda o al barrio, donde hicieron algo.  Ahí si nos cobran con sudor y lágrimas, recalcándonos que gracias a ellos hoy tenemos eso, que gracias a ellos, ya no somos pobres, ya salimos del atraso, en fin, que gracias a ellos existimos. NO señor; tampoco. Nuevamente les recalco, para eso los elegimos en ese período y les dimos las gracias oportunamente. No tenemos la obligación de volver a darles las gracias. Ahora deben pedirnos nuevamente el favor de que votemos por Ustedes, es un favor nuevo, un nuevo pago anticipado, en caso de que votemos por Ustedes otra vez. 

Esta nueva oportunidad, si es que se la damos; es para adquirir nuevos compromisos, nuevas responsabilidades, nuevas obligaciones con la comunidad, con la gente y que quedarán en su nuevo programa de gobierno y que deben ser proyectadas, gestionadas y ejecutadas en un cien por ciento, si es que salen elegidos.

Por lo anterior, no me parece honesto y sensato que vengan ahora a decir que nos debemos a ellos, que gracias a ellos nuestra región y nuestros municipios son mejores que hace unos años atrás. Revisen y comparen el puesto que ocupan y que ocuparon los municipios de la provincia en el ranking de eficiencia fiscal y administrativa, para que vean reflejados, los indicadores de gestión de sus gobiernos.

Por eso, apreciados colegas electores, no estamos pagando ningún favor, no paguemos por doble partida, no le debemos nada a nadie. De pronto los que se quieren reelegir o nos quieren obligar a votar por alguien, quedaron en deuda con nosotros. Analicen y decidan ¡Libremente!!! 

 

RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ

ZOOTECNISTA. ESP. ALTA GERENCIA

PD. "Para tener enemigos, no hace falta declarar una guerra; solo basta decir lo que se piensa".  Martin Luther King

domingo, 23 de agosto de 2015

¡SANTANDER LO TIENE TODO!!! ¿Y GARCIA ROVIRA…?

Por Rubén Darío Rodríguez López (*)


​Laguna de Ortices, uno de los principales atractivos turísticos de García Rovira y Santander.

El pasado mes de julio llegó a mis manos una separata especial de la revista Semana, titulada: "SANTANDER LO TIENE TODO"; LA PUJANZA DE SU GENTE, SU SOLIDO DESARROLLO E INFRAESTRUCTURA Y SU TURISMO VARIADO HACEN DE ESTE DEPARTAMENTO UN LIDER EN EL PAIS. (Dice el columnista Manolo Azuero de Vanguardia Liberal y de las 2 orillas Santanderes, (10-08-2015), que este documento publicitario de Richard Aguilar, le valió a la Gobernación la bobadita de 1.020 millones de pesos).

El documento (muy bonito por cierto), nos permite conocer un poco más de nuestro Santander, resalta sus fortalezas, su avances en infraestructura, en negocios internacionales, su naturaleza, su tierra de aventura, su páramo de Santurbán, sus megaproyectos como Hidrosogamoso, sus sectores productivos como el calzado, la construcción y el sector agropecuario, resaltando el café, el cacao, el tabaco y la avicultura. Realmente nos hace sentir que vivimos en el paraíso y en el mejor departamento de Colombia.

En resumen, se puede decir que el documento tenía una finalidad y era la de promocionar el Eco-parque  EL SANTISIMO, que para el mes de junio tuvo su imponente inauguración, con la presencia de más de 4.000 invitados. Esta belleza e imponente parque temático le costó a nuestro departamento la suma de 60 mil millones de pesos, aproximadamente, los cuales fueron priorizados por el OCAD Departamental, (Órgano Colegiado de Administración y Decisión), con recursos de regalías, (petroleras) sacrificando durante cuatro años los recursos para la salud, la educación, el deporte y la investigación. Pero bueno, se hizo un monumento realmente espectacular, mide37.65 mts, más su pedestal de 11 mts, sobrepasa un total de 40 mts de Altura, lo que lo convierte en la Estatua más alta de América Latina; pesa 40 toneladas, tiene un teleférico de 1,4 km, cuenta con plazoleta de comidas y su entrada se hace por la reconocida Hacienda la Esperanza, del municipio de Floridablanca. Hasta aquí todo muy bonito, todo realmente maravilloso.

Pero, desafortunadamente ésta obra también tuvo muchas opiniones encontradas; fue demandada porque se estaba haciendo culto a una religión y Colombia es un país laico, donde el Estado no puede promover religión alguna, entonces salió la respuesta "SALOMONICA", de nuestro gobernador y sus defensores, que éste no era un Monumento a Cristo, sino que se llamaba SANTISIMO, por SANT, de Santander e ISIMO de magnitud, de grandeza, en fin de un GRAN SANTANDER.  Y si señores, la Justicia creyó en esta sustentación y no hubo ningún inconveniente para construirlo. Sin embargo, meses después, el Tribunal Administrativo obligó al Departamento a reintegrar 3.500 millones que valió la escultura, pero con el favorcito que lo devolvieran con el valor de las entradas al eco-parque durante los próximos años. Y otro detallito es que este eco-parque también será operado por una empresa privada durante los próximos 20 años, por lo cual hubo protestas de los santandereanos, que expresaban su indignación;  que cómo era posible que se sacaran recursos públicos de regalías y se invirtieran allí, en una obra que debería ser publica y se entregaran a dedo a los empresarios del turismo en Santander que todos conocemos.

Como la publicación de Semana finalmente se trató de un documento más de promoción turística, lo revisé detalladamente con ansias de encontrar información que resaltara la provincia de García Rovira.  Fui encontrando información de Bucaramanga, de su Área Metropolitana, de la provincia guanentina, de Barrancabermeja, de la provincia de Vélez, y con tristeza y frustración, no encontré absolutamente nada de la región.

Para la Gobernación de Santander no existe nada para resaltar turísticamente en la provincia de García Rovira, se le borraron de sus mapas el páramo del Almorzadero, solo existe el de Santurbán, no le sirve para resaltar La laguna de Ortices, las brisas del Chicamocha de José A. Morales, la riqueza gastronómica de la región, el cabro con pepitoria, las morcillas malagueñas, sus panuchas, los tamales rovirenses, los ayacos de Guaca, etc.  Tampoco le sirve para resaltar el "Paso del Libertador", que incluye toda la construcción de la Troncal del Norte y toda su historia por los páramos de Pisba y el Almorzadero; no le sirve para resaltar la arquitectura religiosa de la provincia, con todas sus hermosas iglesias; no le sirve para resaltar toda la cultura de nuestros pueblos. Al final, en la penúltima página, encontré una foto del Maestro-Compositor Libardo Torres, como un paupérrimo homenaje a este gran artista de la región y del Departamento.

Contrasta toda esa belleza que muestra el documento, con el abandono y la actitud de siempre de nuestros gobernantes frente a la región, haciéndonos sentir como si fuéramos "el chocó" del Departamento de Santander, esa región que ven solo en elecciones, que la nombran porque les toca, que les da lástima y dolor invertirles un peso más de lo normal, escasamente invierten lo que la Ley les obliga. En García Rovira a los Gobernantes se les hace imposible pensar en grande. Cuando piensan en García Rovira, piensan en "8 horas de camino", en pobreza, en miseria, en individualismo, en peñascos y abismos, en frio y lluvia y según versiones de los mismos políticos, "en los votos más caros del Departamento".

No deja de preocupar también, la función del "Centro Agroempresarial y Turístico de los Andes", con ese título comprometedor que le asignaron con respecto al turismo. Vale la pena seguir capacitando y formando jóvenes y creando empresas del turismo?, cuándo el principal promotor de éste, no le sirve absolutamente nada de lo que hay en la provincia para destacar en sus publicaciones y ni siquiera en sus aplicaciones; acaban de lanzar una aplicación turística (app), denominada "Gobierno de la Gente", la bajé a mi celular y allí tampoco encontramos nada de nuestra región.

Por esto y mucho más, SANTANDER LO TIENE TODO, Y GARCIA ROVIRA, MUY POCO, ¡O NADA…!

RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ

(*) ZOOTENCNISTA ESP. ALTA GERENCIA

 

NOTA: Invitamos a empresarios y personas interesadas en vincularse al especial sobre san José de Miranda en sus 100 años de fundación. Separata Especial del Chicamocha News. Fecha de cierre, agosto 30 de 2015. INFORMES: 3112264974 y 3204925401.

jueves, 13 de agosto de 2015

ASI QUEDARON LAS INSCRIPCIONES DE CANDIDATOS PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES EN SANTANDER Y GARCIA ROVIRA.

Por Rubén Darío Rodríguez López

Una vez vencidos los términos establecidos por la Ley para inscribir y modificar listas a las corporaciones regionales y locales, la Registraduría Nacional del Estado Civil, publicó el listado definitivo de candidatos a nivel Nacional, destacando que hubo un total de 113.426 aspirantes a ocupar un número aproximado de 14.500 curules en Gobernaciones, Asambleas, Alcaldías, Concejos y Juntas Administradora Locales (JAL). Tabla 1.












Los resultados anteriores corroboran una alta participación en el nivel local, partiendo de que para el primer cargo municipal, se presentaron en promedio 4 candidatos para una curul y 8 candidatos promedio por cada curul en los Concejos Municipales.  Mas atomizado todavía y es parte de la estrategia de los partidos políticos, elegir Juntas Administradoras Locales en esta misma fecha, ya que por cada curul en las JAL, se presentaron en promedio 21 aspirantes a ocuparlas.  Definitivamente son los que mueven las elecciones locales.
SANTANDER.
Para ocupar el primer cargo departamental se inscribieron finalmente 5 candidatos, de los cuales a mi manera de ver, tres (3) dependerían de la familia Aguilar, solamente uno independiente y el candidato del partido Liberal. Tabla 2.










En la Tabla 3.  Se puede apreciar que para ocupar las 16 curules de la Asamblea Departamental de Santander, se inscribieron un total de 141 aspirantes, (9 por curul), destacando que las listas de los partidos Liberal y la Unión Patriótica, son listas cerradas, es decir no preferentes.  De manera práctica, para éstos dos casos se vota solamente por el logo, sin número, contrario a lo que si sucede con el resto de listas que se debe marcar el logo y también el numero en el tarjetón electoral de la Asamblea departamental.






















También vale la pena resaltar que dentro de las listas inscritas para la Asamblea Departamental, encontré 5 aspirantes oriundos de la provincia de García Rovira (que conozco, me disculpan si no resalto a alguien que se me pase). El profesor y gestor agro empresarial,  José Ángel  Ibáñez Almeida "Chepe", del partido Cambio Radical quien aspira a ser reelegido y los que aspiran por primera vez, como "El Padre" Mario Antonio Cárdenas Suarez, del partido Centro Democrático, la Exalcaldesa de Guaca, Ana Celina Castellanos Velandia, por el partido Opción Ciudadana y el Exconcejal de Málaga, Mauricio Cartagena Martínez, por el partido Liberal. Ojalá, al menos uno quede en representación de la provincia, cosa que veo muy difícil ya que con tanto "rasguñeo" de votos, se hace más difícil la concentración de los votos regionales a través de una sola alternativa seria. Como decimos coloquialmente, aquí se "quemarán"  125 aspirantes.

GARCIA ROVIRA.

Para ocupar cada una de las 12 alcaldías de la Provincia de García Rovira, se inscribieron un total de 47 candidatos (en promedio 4 por municipio), de los cuales 10, (21%) aspiran a ser reelegidos para un segundo período y otros 9 aspirantes (20%), repiten en sus candidaturas pero nunca han sido elegidos Alcaldes de sus municipios y los 29 restantes aspiran por primera vez. Con éste panorama se podría pensar que si existe un 60% de alternativas totalmente nuevas y que hay una alta participación democrática en la provincia.  35 candidatos se quemarán en esta contienda electoral.  Tabla 4.
Los municipios con mayor número de inscritos fueron, Málaga con 6 candidatos; Concepción, Enciso, Guaca y San Andrés con 5 candidatos respectivamente y solamente en Cerrito, Macaravita y San José de Miranda se presentaron de a 2 candidatos.





































Llama la atención Enciso, donde se encuentran el mayor número de exalcaldes que quieren repetir, con 3 y Concepción  con 2, seguidos de Capitanejo, Cerrito, Molagavita y San José de Miranda, donde también se postularon  de a un ex-alcalde.
Sin embargo, lo que definitivamente no se puede apreciar es la consolidación de los partidos políticos por ningún lado.  El aberrante proceso de asignación de avales, ha convertido este proceso en anti-democrático a nivel local, ya que en muchos de los casos, los directorios municipales fueron ignorados totalmente por los representantes y senadores, quienes al final, como se les dio la gana, hicieron la "feria de los avales" asignándoselos a quienes menos lo pensaban, a veces priorizando a quienes más investigaciones o más inhabilidades y cuestionamientos puedan presentar.
Para los Concejos Municipales, en la Tabla 5, podemos observar que para un total de 102 curules disponibles en la provincia, se inscribieron 706 aspirantes. Encontrando que Municipios como Málaga, San José de Miranda y San Miguel, presentaron un número promedio mayor al número de curules a asignar, es decir, en términos prácticos son los municipios donde más se atomizarán los votos y muchos sectores como el rural, perderán oportunidad de representación. Caso contrario a los Municipios de Macaravita y Molagavita, donde el número de aspirantes es mucho menor, lo que demuestra que se lograron consolidar líderes que agrupan un gran sector y muy difícilmente se atomizará la votación, y por ende lograrán ser más equitativos en la participación de los sectores urbano y rural.
Por último, se resalta el Caso de Enciso, donde solo se inscribieron 39 aspirantes al Concejo, demostrando que cada candidato presento solamente una lista, o algunos de ellos no llevan lista al concejo. Aquí la quemada es mucho más grande, a 604 candidatos toca echarles cremita después de las elecciones.

























Las anteriores cifras permiten concluir, que sigue siendo muy atractivo aspirar a ocupar un cargo de elección popular, ya que como se puede apreciar, si hay mucho de donde escoger, solo que se recomienda hacerlo con "lupa". 
Tómense el tiempo de analizar sus propuestas (si es que las hay), de revisar sus hojas de vida, sus antecedentes, sus actuaciones cuando han tenido una oportunidad de poder, si fueron honestos cuando fueron Alcaldes, Diputados o Concejales, si cumplieron con lo que prometieron, si fueron transparentes, porque acuérdense que hay un dicho popular que dice, que "EL QUE HA SIDO, NO DEJA DE SER" y claro, también revisen los aspirantes nuevos, los que hoy saludan y sonríen por doquier, pero que después del 1º de Enero de 2016, tal vez no podamos tener el placer de volver a saludarlos, por lo que ya sabemos.
Deseo que estas elecciones sean menos violentas y menos cizañeras que las de los años anteriores y que los que salgan elegidos, entiendan que deben gobernar para todo un pueblo y no para un "grupillo" de amigotes y contratistas; anteponiendo sus intereses personales al desarrollo de su municipio.
RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ
ZOOTECNISTA. ESP. ALTA GERENCIA UIS

miércoles, 22 de julio de 2015

LOS CANDIDATOS Y EL SECTOR RURAL

Por Rubén Darío Rodríguez López (*)

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),  casi un 30% de la población rural sigue viviendo en condiciones de pobreza extrema y corre un gran riesgo de padecer inseguridad alimentaria y malnutrición, y también dice, que la mayor parte de la población rural son pequeños agricultores. Esto a nivel mundial, pero pareciera que estuviera hablando de la provincia de García Rovira.

Existen muchos factores que han ayudado al empobrecimiento de los campesinos; nuestros gobiernos nacionales, departamentales y municipales, cada día ven con menos interés la problemática real del sector rural, irresponsablemente han aplicado una serie de leyes y tratados comerciales aperturistas sin tener en cuenta el verdadero impacto sobre la economía campesina y menos sin preocuparse por establecer estrategias para mitigar el progresivo empobrecimiento de ésta población.

Haciendo un balance, a propósito de la terminación de los periodos de Gobierno de Gobernadores y Alcaldes, vemos como en nuestra provincia el sector rural, sigue siendo la cenicienta de los programas de gobierno, de los planes de desarrollo y de los respectivos presupuestos. No hubo un solo proyecto productivo técnico y de carácter público, que sacara de la pobreza a una sola familia, no se implementó una sola hectárea de frutales tecnificada, no hubo una sola certificación de buenas prácticas ni agrícolas ni ganaderas, es decir no hubo una sola iniciativa de fondo que propendiera por mejorar la calidad de vida de los campesinos.  Dirán muchos, que sí, que se les regalaron a algunas familias árboles, plantas de café, se les llevaron subsidios de familias en acción, se les dieron algunas semillas, se les llevaron recursos para micro-emprendimiento, es decir se les llevo más pobreza de la que ya tenían. Cuando entenderán los políticos que con estas acciones hacemos más miserables a nuestros campesinos, que con esta plata que botan en pendejadas, lo único que se hace es malgastarla, no se les hace un favor, solamente los vuelven más dependientes de sus favores.

Es época de elecciones locales, espero que todo ese ramillete de candidatos a Gobernaciones y Alcaldías, incluyan en sus programas de gobierno y planes de Desarrollo, proyectos que valgan la pena, que cuestan un poco más de dinero y que demandan una simple gestión de parte de ellos pero que definitivamente y de una vez por todas generen riqueza en algunas familias campesinas de sus municipios. No sigan engañando a la gente con subsidios, con regalos, con cosas que ni siquiera necesitan. Hagan proyectos que generen riqueza, que generen empoderamiento, que generen una vida más llevadera en las pequeñas parcelas de los campesinos. 

Hoy quiero a través de este espacio, atreverme a sugerir unas estrategias que fácilmente podrían estar en sus planes y programas y que se podrían ejecutar en cada uno de sus municipios.  Por ejemplo:

1.- Yo pondría como meta en mis cuatro años de gobierno, establecer 20 hectáreas tecnificadas de frutales de tardío rendimiento (guanábana, aguacate, limón, mandarina, mango, durazno, etc., dependiendo de la disponibilidad y del potencial de los suelos de mi municipio), es decir 5 has cada año, donde se beneficiarían entre 30 y 40 familias, 10 familias por año,  (promediando aproximadamente ½ hectárea sembrada, unos 50 0 60 árboles por familia), pero el proyecto incluiría todos los insumos más costosos, asistencia técnica durante los cuatro años, crédito para riego y algunas giras de campo.  La primera fase (establecimiento de los cultivos) tendría un costo promedio de 9 a 13 millones de pesos por ha, dependiendo el cultivo que establezca, es decir entre 50 y 60 millones por año, para un total de 240 millones en el periodo de gobierno.  El productor debe garantizar la gestión del crédito para el riego y buscar beneficiarse del subsidio del Estado denominado ICR (incentivo para la capitalización rural), que le condona hasta el 40% del crédito si lo invierte correctamente y adicionalmente, se debe garantizar que la finca beneficiaria del programa cuente con el suelo apto para el establecimiento del cultivo. Esto lo define un ingeniero agrónomo previo análisis de suelo (no lo define ni el Alcalde, ni el Concejal, ni el presidente de la Junta de Acción comunal).  Durante los cuatro años simultáneamente gestionaría una alianza con un comercializador y les incluiría otro proyecto adicional para la certificación en buenas prácticas agrícolas.

2.- Otra propuesta que incluiría, sería la de escoger 100 hectáreas ganaderas (25 cada año), con productores que tengan un hato promedio (de 3 a 6 animales) y les implementaría una estrategia de mejoramiento de praderas y sistemas de rotación de potrero y sistemas silvopastoriles, tecnificándoles la producción de alimento para el ganado y buscar aumentar la capacidad de carga (animales/ha).  Mejorar una finca en sus praderas, dividir los potreros, resembrar la pradera, etc. Tiene un costo aproximado de 1 millón de pesos por hectárea.  Es decir, para este proyecto 25 millones de pesos al año para un total de 100 millones en los 4 años.  Al final tendremos fincas con mayor capacidad para alimentar más animales y mayor producción de carne o de leche.  El productor debe colocar los listones de las cercas, proyectar la construcción del Establo (también tiene derecho al ICR) y claro respetar las normas de buenas prácticas ganaderas.

Esto para mencionar solo dos ejemplos que se podrían concretar y como se puede ver no necesitarían que los Alcaldes se salgan por la tangente con el cuento que es que la Gobernación o el Ministerio no les apoyan los proyectos, porque extraer 340millones de 12mil millones que se ejecutan en un Municipio cualquiera como los de nuestra provincia durante 4 años de gobierno, es como quitarle un pelo a un león. (Sacaron 70mil millones de pesos de regalías para una estatua, no creería imposible financiar un proyecto de estos).

Los programas de gobierno deben se concretos y no gaseosos, dejen de copiar y pegar los documentos de otros años anteriores y hagan el esfuerzo de hacer programas y planes de desarrollo reales y ejecutables en nuestra comunidad.

RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ

(*) ZOOTECNISTA ESP. ALTA GERENCIA

domingo, 21 de junio de 2015

“ELECCIONES: TODOS QUEREMOS UN CAMBIO… PERO HACEMOS SIEMPRE LO MISMO”

Por Rubén Darío Rodríguez López (*)

El próximo mes de Octubre nuevamente caerá sobre cada uno de nosotros la responsabilidad ciudadana de elegir dignatarios locales, esto es Gobernadores, Diputados, Alcaldes y Concejales. Es normal para ésta época que el ciudadano del común, o mejor, los electores, empiecen a manifestar frases como éstas: “Estamos mamados de lo mismo, ya es hora de cambiar”; “Ya empezaron la promesas y mentiras, nos creen bobos”; “Ya viene el Alcalde a cobrarnos el favor para que votemos por su candidato”; “Que mamera, siempre los mismos con las mismas” etc, etc, etc…

De alguna manera, esa es una sensación generalizada, nos acordamos de las promesas incumplidas, hacemos balances de la gestión de cada mandatario, unos contentos y otros frustrados, dependiendo como nos hubiera ido en el paseo.

Los politiqueros ya conocen eso muy bien y saben manejarlo también; ellos con cuero de cocodrilo están dispuestos a escuchar todas las andanadas de insultos, de quejas, de desplantes que el ciudadano saca a relucir para esta época, pero también saben y manejan muy bien, reconociéndolo como gajes del oficio, que les toca poner cara de oveja tierna, usar sombrero campesino, sonreír, abrazar, tomarse fotos con los niños y decir cuanta mentira esté a su alcance para ganarse la complacencia de los electores.

Ya se ven las componendas politiqueras (que no son más que empresas electorales que se han montado para ponerle valor comercial a cada voto) y que esperan repartirse el ponqué de los presupuestos departamentales y municipales, una vez su candidato logre salir elegido. No entiendo como en municipios tan pequeños como los de nuestra provincia, se comenta que una campaña para una Alcaldía vale aproximadamente 300 millones de pesos, es decir, un candidato tiene que “invertir” esa suma para tratar de ganar las elecciones y aun así, esto no les garantiza su triunfo. Esa plata es conseguida en parte por el candidato (al menos el 20%), pero la otra parte es invertida por personas y
empresas contratistas que van a perseguir año tras año (durante 4 años), cuanta partida o numeral exista en el presupuesto y asegurar que su inversión rinda los frutos esperados con las utilidades respectivas y hasta más. Ya existe todo un andamiaje muy bien estructurado para que este negocio sea rentable y no solo para ellos, sino que además debe incluir la utilidad para el candidato ganador, se comenta que el porcentaje que piden para asignar un contrato hoy está alrededor del 15% y hasta más, eso sí; librecito de impuestos.

Todo esto sucede bajo la mirada silenciosa de toda la gente, todos sabemos la pobreza que tenía el candidato, pero no todos sabemos la riqueza que adquirió cuando fue gobernante.

La gente debe entender que entre más valga una campaña política (es decir, entre más prebendas y valor económico tenga el voto), más caro es el robo que tienen que hacer cuando salgan elegidos, menos proyectos y menos obras para el departamento o municipio.

Pareciera que la gente ya se acostumbró a este tipo de sistema politiquero, vale poco o nada el programa de gobierno, vale poco o nada la transparencia, la honestidad y la hoja de vida de los candidatos, aquí solo vale el que traiga la “tula” llena de dinero para comprar la conciencia de unos líderes y de unos pocos que se venden al mejor postor.

Por eso, estas empresas electorales o grupos tradicionales no sueltan fácilmente el poder, establecen unos círculos cerrados y hacen ver a la gente que no hay más opciones, que toca imponer como candidato al papá, al hermano, al hijo, al tío, al primo, a la esposa y hasta a la amante, cuando ya no hay más familiares para poner, o en últimas se postula nuevamente el que se cree dueño del grupo o de la empresa, quien ya había gobernado anteriormente, con el discurso simplista ese de que; “fue que la gente me pidió otra vez” para ahora sí hacer lo que no hizo en el período pasado.

En fin, todo esto se convierte en un círculo vicioso cada cuatro años y los electores se dejan involucrar cuando aceptan que les den un mute, un azadón, un bulto de cemento, unos ladrillos o peor aún, dinero en efectivo (desde 20.000 hasta 100.000, dependiendo del número de borregos por convencer), pero sobre todo, se convierte en un “más de lo mismo” cuando aceptamos y damos por hecho que ganará el que tenga más dinero disponible al momento de la campaña, y así sucesivamente vamos cayendo en la trampa de cada campaña electoral, para que al final “NADA CAMBIE, TODO SIGA IGUAL”.

Por eso, hoy la invitación directa y clara es a que entendamos de una vez por todas que los que debemos cambiar somos NOSOTROS, los electores; debemos cambiar de actitud frente a esta responsabilidad, debemos cambiar nuestro pensamiento pobre y miserable que nuestro voto tiene precio, debemos entender que ésta decisión afectará nuestras vidas, ya que de esta dependerá el futuro de nuestra comunidad, de nuestro municipio, de nuestros hijos y nietos.  

Así de grande es esta responsabilidad. No juguemos más al negocito personal o familiar, a la empresa criminal de la corrupción que hace más daño que la misma violencia física, no seamos más irresponsables y de una vez por todas elijamos a las mejores personas por su hoja de vida, por sus capacidades y preparación y por su transparencia demostrada en el transcurso de su vida, hombres y mujeres honestos, que no carguen en sus espaldas con empresarios, con mafias de la política que se jactan de los multimillonarios robos que hacen del erario público y que se visten de lino y andan en carros último modelo, polarizados, llenos de wisky y mujeres, demostrando el “traqueto” que se les sale cuando
tienen el poder.

“SI QUEREMOS QUE LAS COSAS CAMBIEN, NO HAGAMOS SIEMPRE LO MISMO”.

(*) RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ

Zootecnista. Esp. Alta Gerencia – UIS

NOTA: Una columna de opinión, no es más que la opinión personal de quien la escribe, no compromete ni a su familia, ni al periódico, ni a su empresa, ni a un grupo específico. Que
interprete o no el pensamiento de unos u otros, es la esencia del pensamiento de opinión.