lunes, 20 de mayo de 2019

“La normalización de la injusticia”


Por Rubén Darío Rodríguez López

La justicia, en sentido formal, es el conjunto de normas codificadas aplicadas por jueces sobre las cuales el Estado imparte justicia cuándo éstas son violadas, suprimiendo la acción o inacción que generó la afectación del bien común. 

La justicia es representada con una figura de mujer que lleva los ojos vendados, una balanza en una mano y una espada en la otra.  Los ojos vendados destacan que la justicia no mira a las personas y es igual para todos. La balanza figura el juicio que determinará poniendo a cada lado de la balanza los argumentos y pruebas presentados, y según su peso se inclinan hacia la culpabilidad o inocencia de quien está siendo sujeto de un juzgamiento y la espada expresa que la justicia castigará con mano dura a los culpables de la violación de las normas codificadas.

Según esta definición y representación, se podría decir que este valor universal se estuviera tergiversando, manipulando o, peor aún, ignorando en nuestro país. En las últimas décadas Colombia ha venido sufriendo un ataque delincuencial por parte de diferentes actores y desde diferentes sectores, que han puesto en entredicho la moralidad, la eficacia y sobretodo la razón de ser del aparato judicial.

Nuestra generación ha tenido que vivir en sangre propia una ola de sinsabores y decepciones al ver cómo cada día suceden violaciones a todos los derechos fundamentales de la sociedad, ver cómo los valores morales de los ciudadanos se han venido a pique en nuestra comunidad y cómo hemos normalizado una convivencia con horrores, errores, equivocaciones, omisiones, etc., que nos volvieron por una parte muy desconfiados de que la justicia funcione y se aplique como debe ser con los delincuentes, y por otro, una indiferencia con esta clase de sucesos. Recuerdo la campaña del profesor Mockus, cuándo creo la figura de una "vacuna" contra la indiferencia de la sociedad frente a los principales hechos de corrupción que se presentan en el país. 

Pareciera que la Justicia se hubiera quitado la venda que simboliza el actuar de manera equitativa frente a todos los ciudadanos; todos conocemos muchos casos donde se deja ver que algunos jueces, magistrados o fiscales, aplican la jurisprudencia dependiendo a quien están juzgando. Hay estratificación en los fallos, es claro que hay una clase de justicia para delincuentes que denominamos de "cuello blanco" y otra para los que denominamos los de "ruana", pero lo peor de esto es cómo la ciudadanía, conocedora de que algunos personajes se han beneficiado de fallos imparciales, principalmente en hechos de corrupción de funcionarios y políticos tradicionales, una vez son absueltos de manera injusta y descarada, actúan como si nada hubiera pasado y vuelven a preponderarlos y hasta a defenderlos, hasta el punto de hacer creer que fueron víctimas y no victimarios de la sociedad.

También está claro que la balanza utilizada por la justicia se está inclinando hacia los delincuentes que manipulan, desaparecen y tergiversan las pruebas, los testigos, los testimonios y se valen de cuanta artimaña encuentran, logrando salir triunfantes en procesos que a simple vista su culpabilidad es indiscutible.

Y qué no decir del desprestigio de la espada de la justicia, la que debería impartir un verdadero castigo. Hoy no hay castigo verdadero para quienes violan la Ley, no hay penas racionales que asusten o que preocupen a cualquier delincuente. Un ratero o fletero sabe que en 2 o 3 días está libre, un violador sabe que en pocos años volverá a tener el campo abierto para seguir haciendo sus fechorías y  uno no sabe si reír o llorar de ver el descaro, la desfachatez, el cinismo y la arrogancia de los políticos corruptos, que tienen muy claro que se roban miles de millones de pesos y que en caso de ser condenados, su paso por una celda está casi descartado, (creería que solamente un 10% de corruptos son condenados y la mitad de estos son llevados a prisión) y cuando son llevados a prisión, generalmente van a "clubes sociales", llamadas cárceles de mediana seguridad o en el peor de los casos, van a disfrutar "mansión por cárcel" en sus lujosas viviendas, contando hasta con escoltas, porque pueden ser víctimas de los otros delincuentes que les ayudaron a hacer los desfalcos de los recursos públicos.

Ahora, no es que los delincuentes actúen solos, está claro que pasan todas estas cosas porque el sistema judicial también esta permeado por la corrupción, porque la justicia tiene "valor", tiene precio y se puede comprar. Además, el sistema judicial en Colombia está politizado y dentro de él se cometen los principales delitos de Cohecho, de tráfico de influencias (yo te elijo, tú me elijes), de filtraciones, de chuzadas. Un proceso judicial no se gana hoy en un juzgado, se gana en una cafetería, en un restaurante, en un club o en una parcela.

Todo lo anterior se nos volvió costumbre, tanto que hasta pensamos que es normal y que lo anormal es que se imparta justicia, que cuando se hace justicia ni creemos, nos cuesta asimilarlo. En Colombia es anormal que un político sea honesto; a tal punto que, cuando un político sale bueno (son muy pocos, pero los hay), se le mandan en gavilla todas las "jaurías" corruptas hasta que lo tumban (le quitan la curul o lo inhabilitan), pero eso solo le pasa a los que son "raros", es decir a los que son honestos.

El mensaje para nuestra sociedad es claro y contundente, SER DELINCUENTE EN COLOMBIA ES HOY UNA OPCIÓN DE PROSPERIDAD, es una opción de vida y hasta digna, pero un HONESTO es un bicho raro. Hasta allá nos ha llevado esta manada de sinvergüenzas que se han apoderado y encriptado en el Poder y que pareciera que perdurarán por los siglos de los siglos, a no ser que los bichos raros seamos más y dejemos de normalizar y convivir con tanta delincuencia.

domingo, 21 de abril de 2019

“La ciudad perdida”


Por Rubén Darío Rodríguez López

Cuando me llevaron a vivir a Málaga, (para la década de los 80), no podía creer que fuera posible llegar a esa ciudad tan grande y que para esa época se catalogaba como la verdadera capital de la provincia, se respiraba progreso, se veía mucha gente, mucho comercio, los barrios que se construían contenían mucho aporte comunitario, eran verdaderos vecindarios, las empresas que había eran pujantes y sus líderes inspiraban respeto y honorabilidad inmensa. Había un Club del Comercio donde personas influyentes se reunían a compartir y a pensar en el desarrollo de la ciudad. Llegar allí, no era posible para todos, era un grupo selecto.

Los gremios de comerciantes, transportadores, ganaderos, harineros, etc., y con ellos la gran cantidad de servidores públicos (empleados oficiales del poder judicial, del sector salud, profesores, de la secretaría de obras públicas, secretaría de agricultura, Idema, ICA, Corpoica, entre otros), hacían de Málaga una ciudad muy próspera, su unión y su compromiso les permitía liderar, no solo su municipio, sino ser referencia para los demás municipios de la provincia. Málaga era verdaderamente un centro de servicios, el único municipio con diversos servicios bancarios, con excelentes colegios, el hospital regional, universidad, centro de acopio y un mercado agropecuario muy fuerte, desarrollado únicamente los días sábados. Su población oscilaba entre unos 20 mil a 22 mil habitantes.

Hoy, tres décadas y media después, de eso no queda nada. Si bien es cierto, ha tenido un crecimiento urbano, éste no ha sido el mejor; hoy su desarrollo urbanístico es una colcha de retazos, es un desorden, no hay planeación, no hay un derrotero que pretenda llevar a Málaga hacia una misma dirección, todos construyen donde quieren y hacen lo que se les da la gana; construyen a medias, dejan obras inconclusas, casa-lotes abandonadas y hacen del espacio público un berenjenal. La entrada por el Norte de la ciudad esta revuelta entre casas, lotes industriales, fincas, cocheras, talleres, burdeles, caleras, en fin, no se sabe si es la entrada o la salida y por el costado sur, los que vienen de Bogotá encuentran un desorden peor. Reconozco que la salida hacia Bucaramanga mejoró mucho con el arreglo que hicieron hace poco tiempo.

Del comercio, hoy es lo más parecido a un "San Andresito", mucha ropa, zapatos, electrodomésticos, licor y comida rápida. Ya no existen muchos supermercados de abarrotes y dejarán de existir gracias a la llegada de justo & bueno y D1, que están arrasando con los mercados tradicionales. Pero sus comerciantes no son unidos, existe un pequeño grupo que hace maromas y esfuerzos, que se pierde en la pluralidad de comerciantes que tiene Málaga hoy en día. Málaga, desde inicios del siglo XXI, a raíz del fuerte desplazamiento que generó el recrudecimiento de la violencia, sus colonos se llevaron sus negocios a otras ciudades o simplemente se fueron y los que tuvieron que salir de otros municipios de la provincia se asentaron en Málaga y por esto viene siendo habitada por personas que no son de Málaga, son de otros municipios, hasta paisas han llegado por ahí y a mi manera de ver, esto ha provocado que la ciudad sea de todos y de ninguno.

Málaga ha dejado de ser líder en la región. Eso quiere decir que ha perdido dinamismo económico, dinamismo social, ha carecido de dolientes, de personas que quieran y que amen a Málaga. Hoy no hay esos líderes respetables y honorables, hoy Málaga está siendo liderada y gobernada por personas, que no son de Málaga, que gobiernan en cuerpo ajeno, que no les duele en lo más mínimo que la ciudad esté cada día en un deterioro progresivo, no solo en su desarrollo urbanístico, sino también en su pobreza, en su abandono, en su calidad de vida, en su cultura y qué no decir del abandono de la población juvenil, sin espacios deportivos, sin apoyo, sin política de emprendimiento y de incentivos.

Los Concejales hoy se han convertido en una "cuadrilla" de acompañantes del gobernante de turno, pegados a cualquier migaja de mermelada que les unten, a cualquier negocio o componenda que les propongan o, peor aún, atentos a empeñar hasta los escritorios de su corporación, con tal de que se lucren de cualquier torcido. Hay algunos concejales que se rescatan, no muchos, que han tenido el valor de denunciar y no dejar concretar negocios que buscan "hipotecar" los servicios públicos del municipio, para que la gente pague hasta por 20 años o más.

Vienen elecciones de Alcaldes y Concejales y el panorama no es muy alentador. Se dice en los corrillos políticos que hay un gran número de precandidatos y que algunos de ellos ya tienen patrocinador, ya tienen el inversionista, se habla que tienen más de 2 mil millones de pesos para invertir en la campaña. Que estos inversionistas están listos para gobernar durante muchos años más en cuerpo ajeno, que seguirán poniendo testaferros, títeres y marionetas para poder concretar sus negocios, sus contratos, sus licitaciones, sus asesores, que lo único que están dispuestos a garantizar es que todo siga igual o peor y que los malagueños sigan siendo tratados como ignorantes, vende votos o convertidos en cómplices de la corrupción.

Por eso, los verdaderos malagueños prefieren solamente regresar a principio de año, donde la rumba, el carnaval y los familiares, hacen ver la ciudad bonita, la ciudad acogedora, pero que después del puente de reyes vuelve a ser la "ciudad perdida", nombre que le colocaron a un parque arqueológico (no sé, si se pueda llamar así, ojalá así lo sea), que se encontró en la vereda el Alisal y que hace también honor a la Málaga de hoy.


Libre de virus. www.avast.com

viernes, 29 de marzo de 2019

¡Santander… ni un paso adelante!



Por Rubén Darío Rodríguez López

Los santandereanos somos reconocidos mundialmente por la rudeza, la capacidad de trabajo, nuestro lenguaje marcado, pero principalmente por nuestra pujanza, como dice nuestro himno "Siempre adelante, Ni un paso atrás". Un Departamento incrustado en las montañas de los Andes, con miles de características que lo hacen difícil de desarrollar, difícil de comunicar por vía terrestre con las regiones centrales y el Caribe, lo que nos exige en muchos casos hacer doble esfuerzo para poder estar a la vanguardia en materia de competitividad.

Sin embargo, el futuro que nos espera no es el más prometedor, al menos en cuanto a inversión pública, ejecución y terminación de las principales obras de infraestructura que demanda el Departamento se refiere, las cuales no están garantizadas dentro del nuevo Plan Nacional de Desarrollo, próximo a aprobarse.

Queda claro entonces, que, hoy Santander carece de liderazgo político a nivel Nacional, no tenemos quién vele por los intereses del Departamento, no tenemos quien "Responda por el Departamento" como suele afirmarlo el representante Edwin Ballesteros, del partido de gobierno Centro Democrático. No ha salido absolutamente un solo comunicado en conjunto de los Senadores y Representantes santandereanos argumentando, o al menos aclarando, que pasó con tremendo desplante que se está haciendo con el departamento. Cada uno a su manera está tratando de lavarse las manos, unos defendiendo lo indefendible, otros en completo silencio y uno que otro, tal vez el Representante Fabián Díaz del partido Alianza Verde ha rechazado tremendo descuido de parte de los que están planeando las inversiones a nivel Nacional, y un chispazo del Representante Ciro Fernández, quien por obvias razones ha puesto sobre la mesa el incumplimiento de los gobiernos anteriores y el actual a la modernización de la refinería de Barrancabermeja, que la han embolatado gobierno tras gobierno.

Así las cosas, al menos en este Plan de Desarrollo denominado "PACTO POR COLOMBIA, PACTO POR LA EQUIDAD", Santander no quedó dentro del pacto. De una inversión proyectada de 33 billones de pesos para el Departamento, plantean que un 40%, es decir, 12 billones aproximadamente, sean invertidos por el sector privado, lo que solo es una hipótesis, pero no es una realidad, los demás recursos son los giros ordinarios para la salud y educación de transferencias de participación general. En este presupuesto dejan algunos recursos para la continuidad de la ruta del sol, un poco para la doble calzada Bucaramanga-Cúcuta y no expresa tácitamente un valor para la refinería de Barrancabermeja, pero con estos recursos no se garantiza su culminación. No se presupuesta absolutamente un solo peso para las vías secundarias y terciarias, lo cual lo deja bajo la total responsabilidad del gobierno Departamental.

Adicionalmente, en lo ambiental y como un factor negativo para el departamento, el Plan Nacional de Desarrollo abre las puertas nuevamente a la explotación minera en los páramos colombianos, de los cuales Santander hace parte de al menos tres corredores ambientales susceptibles a ser intervenidos por la explotación minera a campo abierto (Santurbán, Almorzadero y Pisba) y adicionalmente, se permitirá la explotación petrolera a través de la fracturación hidráulica o estimulación hidráulica (fracking), que, según algunos ambientalistas, traería consecuencias catastróficas para el medio ambiente y para la sostenibilidad ambiental de la región. 

El panorama para García Rovira no se ve muy halagador. No se presupuestaron recursos para la vía Málaga-Curos, ni para la Troncal del Norte (Pamplona-Málaga-Duitama), ahora nadie responde por el puente Hisgaura que se comió la bobadita de 107 mil millones y que está en entredicho su operación y mantenimiento. En fin, a mi manera de ver no hay razones para ser optimista en los próximos años en cuanto al desarrollo regional.

Con todo lo expuesto en los párrafos anteriores, también queda claro que los políticos santandereanos siguen velando por sus propios intereses, por ubicar a sus familiares y testaferros en los principales cargos de gobierno, pero no por los intereses globales del Departamento. Hoy están ocupados y asustados porque vienen las elecciones regionales y no tienen nada que mostrar y menos que ofrecer, (o tal vez sí, falsas promesas) a sus ingenuos e ignorantes electores. También están doblemente asustados porque, así como nunca se han unido para sacar adelante el Departamento, mucho menos se van a unir para tener un candidato a la Gobernación que les garantice la continuidad de sus "fami-empresas electorales".  Sus egos, sus negocios, su avaricia y su parcelación de las empresas del Estado, los llevarán a una derrota indiscutible el próximo mes de octubre. 

Quisiera ver las cosas de otra manera y ser más optimista, pero no veo que Santander pueda dar un paso adelante hacia el desarrollo con éstos incipientes recursos. Y aunado a lo anterior, y por lo que he sondeado en los municipios de la región, la elección de próximos Alcaldes, tampoco ayudará mucho a la concreción de un verdadero desarrollo regional. Por lo visto, pareciera ser que los únicos requisitos para ser candidato es tener plata para comprar votos, o no tenerla, pero si tener ganas de llenarse a punta de corrupción. Hay muchos precandidatos de éstos, que siguen creyendo que solamente con llegar con tulas de plata la gente los va a elegir. Habrá muchos que todavía venden su voto, o en su ignorancia se dejan vender "promesas de aire", pero creo que hay una sensación ineludible y es que también hay muchos que ya no les comen cuento y que cada día somos más.

Recomendación:  Ojo con los aspirantes a segundos períodos. Son nefastos para la Nación, para los Departamentos y Municipios.  No lo digo yo, lo dicen las experiencias. No se dejen engatusar nuevamente, si no hicieron cuando tuvieron la primera oportunidad, mucho menos en la segunda. Si robaron, se enriquecieron y ya se tiraron la plata en sus lujos y negocios, quieren una segunda oportunidad para robar más y recuperarse de su fracaso económico y vuelven a repetir las mismas cagadas y bestialidades que hicieron en el primer gobierno. 

martes, 19 de febrero de 2019

Editorial: Chicamocha News: ocho años informando y sirviendo a Santander y Boyacá


Por Rubén Darío Rodríguez López

A finales del siglo pasado reputadas voces del periodismo norteamericano auguraron que para 2020, o antes, ya no habría periódicos de papel en Occidente. La predicción no se ha cumplido, pero no era un disparate. En los últimos 15 o 20 años, el número de publicaciones, no solo diarias, ha decrecido en todo el mundo, al tiempo que caía su difusión. (M.A. BASTENIER, 2016). La sentencia del analista de periódicos Mike Simonton es contundente: "a partir del año 2010, todos los mercados con dos periódicos se convertirán de uno solo, y empezaremos a ver que los mercados de un solo periódico se quedarán sin ninguno".  Las estadísticas indican que la circulación diaria de los periódicos en EEUU cayó en 20 millones, durante los últimos 10 años.

Traigo las anteriores consideraciones para reflexionar que hoy por hoy mantener un medio de comunicación escrito, no es nada fácil. En las últimas décadas han caído impresionantes medios de comunicación escritos mundiales, Nacionales y regionales, solo para mencionar algunos ejemplos en Colombia, la revista Cambio y el diario sensacionalista El Espacio, desaparecieron del mercado y algunos que eran diarios, pasaron a semanarios, como el Espectador, El nuevo siglo, El frente, etc.

Chicamocha News, es un periódico regional, que poco a poco y con muchas dificultades ha logrado sobrevivir como el único medio de comunicación escrito que genera noticias y opinión en las provincias de García Rovira de Santander y de Norte y Gutiérrez en Boyacá. Esta loable labor de hacer periodismo en regiones tan apartadas, lo hace supremamente meritorio por varias razones, entre ellas: la situación económica tan paupérrima de la región no le permiten generar las ventas de publicidad necesarias para su sostenimiento y, adicionalmente, la ausencia de grandes empresas y grandes marcas lo someten, básicamente a la publicidad Estatal, que cada día se reduce considerablemente y que en muchas ocasiones (por no decir que siempre), queda sometida a que un Alcalde o Gobernador no se haya sentido afectado por la opinión, reportaje o investigación que por obligación el periódico no puede obviar, ni dejar de publicar.

Aunado a lo anterior, lo hace doblemente meritorio el hecho de sobrevivir ante la avalancha de información (y desinformación) que abunda en Internet y especialmente en las redes sociales.  Facebook, Instagram, pero principalmente twitter, son hoy por hoy un tsunami de noticias, que arrasan la atención y les permite a los lectores informarse con un solo titular y a un solo clic. Sin embargo, estas redes también han sido invadidas por falsos periodistas y falsos perfiles que se encargan de tergiversar, malinterpretar y manipular la información, adecuándola al interés netamente personal o empresarial, dependiendo a quien necesite su explotación. 

Para nadie es un secreto que en las provincias de García Rovira y de Norte y Gutiérrez y en todas las regiones, donde la economía está basada en los programas del Estado, el sesgo de los medios de comunicación no es garantía de objetividad y de imparcialidad, en cuanto a la opinión política se refiere; ya que su necesidad de publicidad y de generar ingresos los lleva a arrodillarse y a venderse al mejor postor "político" o movimiento que le paute cuñas en sus emisoras o programas periodísticos, amedrentados bajo la amenaza de retirar sus pautas, si algún periodista, columnista o locutor llega a hablar mal de su gobierno o de su movimiento.

Ante esta realidad expuesta, el esfuerzo hecho por la Dirección general del Periódico Chicamocha News, en cabeza del Periodista Carlos Alirio Meneses Cordero, durante estos 8 años y 100 ediciones que se cumplen este mes de febrero, es titánico e impresionante, por decirlo de alguna manera, mantener la independencia informativa, por no entregar sus editoriales o columnistas al mejor postor, al gobernante de turno. En mis 73 columnas que me han permitido escribir, nunca, léanlo bien, nunca he tenido el más mínimo asomo de censura o de coacción para expresar mis opiniones, ni siquiera la sugerencia de cambiar algún párrafo o palabra, lo que me ha generado el placer de poder escribir lo que se me ha dado la gana y de alguna manera poder generar opinión, sin sesgos, sin intereses diferentes al de tratar de informar, el de tratar de expresar en mi lenguaje lo que mucha gente quiere decir, quiere expresar, quiere gritar, pero no puede por diversas razones, o simplemente porque no se atreven.

Muchos se preguntarán, ¿pero entonces cómo ha subsistido el periódico?  Simple: trabajo arduo y constante que hace la dirección del periódico, rebuscando la poca pauta que se puede conseguir, sin acondicionamiento, sin restricción de opinión, lo que lo hace más dispendioso y difícil. Tanto así, que hoy por hoy el periódico tiene más publicidad del Departamento de Boyacá que del Departamento en el cual nació y tiene su casa principal, el de Santander. En la provincia, el apoyo económico también ha sido muy poco, los Alcaldes escasamente pautan algunos publirreportajes y otros simplemente lo detestan, porque se opina con objetividad y con seriedad, y en algunos casos se investiga la verdad. 

Subsiste, gracias a los lectores, que son la razón de ser de cualquier medio de comunicación, mes a mes la rotación del ejemplar impreso llega a todos los municipios de las regiones y a las ciudades capitales del departamento en menor proporción, pero también se llega con las noticias a través de las redes sociales y de la página del periódico.

A Carlos Alirio, me permito expresarle mi más profundo respeto por hacer este trabajo, a veces tan ingrato y subvalorado, pero a su vez apasionante y necesario. También lo admiro por su persistencia, su constancia y su perseverancia en la tarea de informar objetivamente a una comunidad que pareciera, estuviera desdichada al olvido y al abandono Estatal, pero que, gracias a personas como Usted y su gran periódico, permiten que las personas que viven en la región y los que estamos lejos, podamos mantenernos informados, actualizados y de alguna manera traer a nuestra pupila, los logros o desatinos de los gobernantes, las obras y proyectos de la comunidad, así como los hermosos paisajes y ruinas que con el paso de los años son parte de nuestra historia, de nuestro presente y nuestro futuro.

¡Feliz aniversario!!!

lunes, 10 de diciembre de 2018

Carta abierta a los precandidatos a elecciones regionales


¿Qué pasará por la cabeza de los candidatos a cargos públicos?

Por Rubén Darío Rodríguez López (*)

Apreciado Ciudadano: Si usted está pensando poner su nombre a consideración del pueblo para las próximas elecciones del mes de octubre de 2019, me permito hacerle las siguientes recomendaciones:

Primero: Si Usted es de los que está pensando en salir elegido como Alcalde o Concejal, porque no tiene empleo, porque anda jodido, porque ve en estos cargos la posibilidad de salir del charco o de la pobreza, le solicito respetuosamente que no lo haga. Sugiero que no menosprecie a los electores, que busque a otros más pendejos. Para salir de pobre o encontrar trabajo hay muchas más opciones que no comprometen el futuro de un pueblo.  Trabaje duro y salga adelante, sin engañar a la gente, sin vender promesas o discursos "veintejulieros", haciéndose pasar por el redentor de los más jodidos. Un municipio no aguanta cuatro años de improvisaciones, pero sobre todo, no aguanta el desangre de personas que solo llegan a ver cómo se enriquecen o enriquecen  a su familia. Hágale un favor a la patria y a su pueblo y mejor no se postule.

Segundo: Si Usted posa de empresario o de millonario o que le esta yendo bien en los negocios (contratos, puestos, torcidos, etc.) y anda pregonando que tiene plata para ser candidato en actitud de "traqueto", le pido respetuosamente que no lo haga. Deje de pensar que la gente tiene un precio y que va a comprar votos a diestra y siniestra. No menosprecie a los electores. La pasada consulta anticorrupción demostró que la gente esta mamada de esos candidatos que se las dan de ricachones y que solo están haciendo una "inversión!" en una campaña, para después cobrar con intereses y con contratos toda la plata que invierten y hasta más. Sea sensato y no se engañe y no engañe a nadie. Siga con sus negocios, ojalá lícitos y dedíquese a generar empleo, a ayudar a su familia con sus propios recursos y no con los recursos del pueblo.

Tercero: Si Usted piensa que puede ser candidato porque se acabo de graduar en la universidad o en un curso técnico, le recomiendo que no lo haga todavía. No se puede engañar a la gente con discursos técnicos o leguleyos, argumentando que se preparó para ser "servidor público", pero no tiene ni la más mínima experiencia. Sugiero que se tome un tiempo y aplique para cargos que no comprometan recursos públicos, mientras no tenga la experiencia suficiente para hacerlo. De lo contrario, sabemos que va a necesitar de asesores jurídicos, económicos, administrativos, de planeación, etc., que llenarán de carga burocrática la administración. (Aplica también para los que enuncio en el punto primero).

Cuarto: Si Usted militó o milita en un partido tradicional, llámese Cambio Radical, la U, Conservador, Liberal, Centro Democrático, etc., no venga ahora con cuenticos de que va a ser un candidato por firmas, un candidato de iniciativa ciudadana, no sea hipócrita, no sea cínico.  Mantenga su alineación política, así su partido esté lleno de corruptos, no se saque en limpio, que usted también es uno de ellos.

Todos los anteriores candidatos mencionados suelen copiar y pegar los programas de gobierno, y salen a repetir como loros que van a trabajar por la educación, pero no dicen cómo y solamente hablan de aumentar cupos de transporte escolar o mejor, de contratar más carros que generalmente son de los concejales; dicen que van a mejorar la salud, pero no dejan nada de presupuesto para una sola acción de prevención y terminan nombrando una promotora o una enfermera, pero no dicen cómo van a mejorar los indicadores epidemiológicos del pueblo; que van a promover el deporte y terminan dando camisetas y pantalonetas, pero no financian una sola escuela de formación deportiva; dicen trabajar por el medio ambiente y terminan reforestando la finca que ya había reforestado el alcalde anterior y ni hablar de agua potable, de vivienda o de empleo, o de turismo, o de emprendimiento, porque ahí sí que hacen el oso.

Por último: Si Usted se considera un buen líder debe tener presente que no debe tener ninguna traza de corrupción o de deshonestidad en su comportamiento y en su accionar de la vida; además, se debe rodear de gente honesta, de gente trabajadora, de gente que comparta su visión de región, de gente que quiera trabajar por el bien común; debe tener algo de experiencia en cargos directivos, ejecutivos, administrativos, debe estar dispuesto a la crítica como servidor público, debe estar dispuesto a solucionar, a gestionar y a ayudar a la gente a salir adelante, dispuesto a dar información transparente y oportuna. Si Usted reúne estas condiciones, espero se postule y ponga su nombre a consideración del pueblo y no permita que ninguno de los que enumeré gane las elecciones, porque si no,  ¡nos jodimos otra vez!

Si Usted está de acuerdo con mi opinión, autorizo compartirla, pegarla, publicarla, fotocopiarla, etc.

NOTA 1. Por una replica respetuosa, quiero resaltar que Mario Cárdenas, Diputado de Santander y de la provincia de García Rovira, ha estado muy atento y ha sido el único político que ha denunciado, informado y ha hecho seguimiento a los problemas viales de la provincia, durante su período de elección.

NOTA 2. Quiero dar gracias a todo ese gran número de mensajes de personas que me felicitaron por la nominación a los premios Simón Bolívar de Periodismo, no creí tener tanto seguidor y sobre todo, agradar a tanta gente. Eso me motiva a mejorar mis opiniones y a seguir adelante con este trabajo independiente, honesto y transparente de generar opinión.

Feliz Navidad y Próspero Año.

(*) Nominado al Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar como Mejor Columnista en Prensa – Periódico Chicamocha News.

sábado, 17 de noviembre de 2018

Puente Hisgaura, ¡la mayor burla para García Rovira!


Algunos consideran que los defectos estéticos son lo de menos, el problema radica en las posibles fallas estructurales.

Por Rubén Darío Rodríguez López

El pasado mes de Junio, en mi columna habitual, escribía que el puente Hisgaura era una obra sobredimensionada e infame sobre la trocha que comunica a Málaga con Bucaramanga y explicaba mis argumentos personales. Hoy, después de la denuncia hecha por este periódico y que muchos consideraron exagerada y sensacionalista y que gracias a ella se pusieron los ojos de todos los medios y de las entidades de control sobre lo ocurrido con este puente, sigo convencido que lo que hacen con la provincia, parece una caricatura, o en términos de hoy, un meme, y uno no sabe si reír o ponerse a llorar.

El puente, sin lugar a duda, "estéticamente" hablando, quedó con muchas ondulaciones que en los principales medios de comunicación fue comparado con un acordeón y en otros casos con una montaña rusa y así fue que se convirtió en el hazmerreír de noticieros y redes sociales. Pero eso no es lo peor, en cuanto a su estructura también se generaron especulaciones y, ni el Invias, ni el Ministerio, y mucho menos el Fondo Adaptación se manifestaban sobre la situación, sencillamente porque ni el contratista, ni la interventoría habían pasado el informe final de la construcción. Así las cosas, esta falta de comunicación oficial dio pie a que se generaran especulaciones o mejor, muchas dudas sobre el estado actual del Puente. Esperemos que estructuralmente se pueda utilizar y que el faldón que le van a colocar por los lados, lo vuelva bonito, y que se convierta en el "referente turístico" que le vendieron a los Alcaldes y líderes al momento de justificar esta megaobra de más de 100 mil millones de pesos. (Aunque la rubia se vista de seda, rubia se queda, dice el refrán).

Solo 5 días después, un comunicado general y evasivo del Ministerio, Invías y el Fondo Adaptación, pusieron sobre la mesa las irregularidades del contrato de la obra, donde consideraban que la firma interventora sí había advertido de irregularidades, pero que no las había formalizado en ningún informe, y para completar, expresaron su preocupación por que, ni el  contratista, ni ninguna entidad estaba responsabilizada de hacer la prueba de carga del puente, lo que no les permitía recibir dicha obra a satisfacción, bajo ninguna circunstancia. Todo hoy es un proceso jurídico enredado, que al final como todos sabemos con la justicia colombiana, acomodada a favorecer firmas extranjeras por miedo a perder "inversionistas", no va a pasar nada. Después de ires y venires, anunciaron que la prueba de carga se realizará este 19 de noviembre. Estaremos atentos.

¿Qué pasa en nuestra región con las poquitas obras que hace la Nación, el Departamento o algunos Municipios, por qué no las terminan bien, por qué son inservibles y por qué siempre nos dejan viendo un chispero? Traigo ejemplos: la carretera Troncal Central del Norte, se le invirtieron miles de millones de pesos y nunca fue terminada; la vía Málaga-Curos, fue incluida en el Plan 2.500 y solo se pavimentaron 11 Kms, y en el plan de infraestructura de las 4G de Santos,  y lo que hoy tenemos, una vía con algunos kilómetros pavimentados, unos puntos críticos que ya se están deteriorando y el puente Hisgaura que está por verse; y nos hicieron conejo a los puentes de Pangote y La Judía. A nivel departamental, la famosa Morgue de Málaga, la Planta de Lácteos del gobierno de Richard Aguilar, la planta de beneficio animal (matadero) de Málaga, los programas de vivienda, la carretera Enciso- Carcasí, (en esta vía escasamente atendieron la emergencia, fueron y se tomaron fotos, pero nunca volvieron a terminar lo que prometieron en el momento de la tragedia. Todo esto pasa y los rovirenses no sabemos si llorar o reír de tanta infamia e indolencia con nuestra provincia.

Qué pasa con los políticos santandereanos, no he visto los comunicados de los Senadores y Representantes exigiendo cumplimiento y terminación del puente Hisgaura, escasamente un Twitter del Senador Leónidas Gómez y los demás brillan por su ausencia.  Extraña uno la época de elecciones cuando desfilan hasta 20 congresistas recogiendo voticos y todos prometiéndonos la vía Málaga - Curos. También he visto mucha actividad en redes sociales del diputado Mario Cárdenas, quien publica muchísimas fotos y videos de las visitas al puente, a las vías (Central del Norte y Curos-Málaga), generalmente en compañía de constructores, contratistas e instituciones responsables de dichas obras, pero me confunde a veces porque sus comunicados parecen más el de un jefe de relaciones públicas, que el de un Diputado haciendo control político al cumplimiento real de las obras. No he visto un solo debate de control político de la asamblea por las obras inconclusas e incumplidas en la provincia, citando al Invías Regional, al secretario de Planeación Departamental, al Gobernador.

Qué pasa con los Alcaldes de la provincia, alejados de la realidad regional, de la situación precaria de la infraestructura, de los proyectos regionales, de las obras necesarias para el desarrollo, alejados de todo contexto. Sé que algunos me dirán que han ido a Bogotá, a Bucaramanga, a Cartagena, a San Andrés Islas, etc. a gestionar sus recursos y a hablar con muchas personalidades importantes, pero creo que no los están escuchando, que los están ignorando y hasta creo que también se están burlando de ellos. Creo que no es justo (o será que lo merecemos?) lo que nos está pasando, pareciera que nos ven como unos dibujos animados. Pasa en Macondo, dicen muchos a manera de broma (es una realidad).

Con todo lo que nos pasa en la provincia, no encontramos un camino serio y eficaz para hacer valer nuestros derechos, hacer cumplir tantas promesas, hacer respetar los pocos recursos que invierten en la región, pero sobretodo, estamos perdiendo la esperanza, esa que nos han frustrado siempre, la que nos vendieron con el puente Hisgaura y con la pavimentación de la vía Málaga- Curos y que tal vez, seguiremos perdiendo, ya que nadie de los que elegimos con nuestros votos, vuelven sus ojos a nuestra burlada y humillada provincia, que aguanta y aguanta las consecuencias de la corrupción, del desempleo, de la incomunicación, de la desnutrición, de la falta de servicios de salud, de educación, de vivienda, de acueductos, de seguridad alimentaria, etc.

¿Llegará el día que no aguantemos más?, que reaccionemos de manera real y efectiva ante tanta burla, tanta humillación, tanta desidia, pero sobre todo, a tanta insensatez de parte de los políticos que año tras año nos manosean y nos siguen viendo la cara de payasos?  ¡Amanecerá y veremos!

sábado, 20 de octubre de 2018

La Economía Naranja… ¡oportunidad para las regiones!


Por Rubén Darío Rodríguez López

La economía Naranja, definida así por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por la relación que guarda el color naranja con la cultura y la identidad, así como por su asociación con rituales y eventos culturales, artísticos y religiosos, le aporta a la economía colombiana entre el 3,3 y 3,5% del PIB cada año y genera alrededor de 800 mil empleos directos e indirectos, en su mayoría población joven. Además nuestro país genera exportaciones por este concepto por un valor aproximado de 600 millones de dólares al año.

Nuestras regiones y específicamente las de García Rovira en Santander y Norte y Gutiérrez en Boyacá, presentan un potencial inigualable respecto a otras del país para potencializar su desarrollo a través de iniciativas que se incluyen dentro de la economía Naranja.

El piedemonte del Cañón del Chicamocha, la sierra nevada del Cocuy, los páramos de Pisba y Almorzadero, son los principales referentes que nos permiten generar mayor identidad y bajo sus espectaculares montañas se puede promover un número incalculable de emprendimientos. Eso solamente para referirme a los paisajes que nos identifican como regiones y que esconden un mundo maravilloso por descubrir, lleno de climas extremos en pocos kilómetros de distancia, una fauna llena de aves exóticas, cóndores, osos, venados para su avistamiento y caminos de herradura, que enmarcan la hermosa historia colombiana, ya que a través de ellos se libró la lucha libertadora de Simón Bolívar.  Caminos que contienen la historia de la Guerra de los Mil Días, de la travesía de los ejércitos desde Venezuela hasta Quito en la época de la Gran Colombia, y que finalmente terminaron convertidos en la ruta principal para trazar la Troncal del Norte, que une a Colombia con Venezuela y Ecuador. ¿Sabían que la NASA escogió a Macaravita como el mejor sitio de Colombia para hacer un observatorio astronómico?

Ahora, si hablamos de aspectos culturales, cito algunos pequeños ejemplos (hay muchos más) que pueden cambiar la economía de la región, una vez se estructuren y diseñen emprendimientos que permitan potencializar modelos de negocios particulares que rescaten y especialicen la investigación cultural y su uso para su comercialización. García Rovira debe potencializar un festival folclórico (Molagavita y Málaga: Luis María Carvajal, San José de Miranda: Luis francisco Adarme, Eloy Correa), que tenga talla Nacional e internacional; que pueda superar al del "Mono Núñez". En las provincias de Norte y Gutiérrez se debe buscar la maximización de la atracción del Aguinaldo Boyacense, con esos municipios pesebres que hay en un radio de acción de 5 Kms, como El Espino, Guacamayas, El Cocuy y Güicán. Otra actividad cultural que merece destacarse como patrimonio, son los reconocidos "MATACHINES" que alegran las tardes navideñas en todos los municipios de estas provincias; y por qué no buscar que sean reconocidos como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como en su momento lo hicieron con los Carnavales de Barranquilla, Blancos y Negros; las procesiones de Semana Santa en Popayán, Pamplona, etc.

El municipio de Guacamayas nos lleva años luz con sus artesanías de paja y fique, pero que nos permiten soñar que también se podrían potencializar las artesanías en lana de oveja, como lo está haciendo el grupo de mujeres de Cerrito y Concepción, pero que necesitan dar un salto a la internacionalización de sus negocios.

Gastronómicamente hablando, las provincias en mención cuentan con infinidad de platos autóctonos que deben ser inventariados e investigados para convertirlos en productos al estilo del "mute santandereano", "la bandeja paisa", etc. Tenemos en Málaga las panuchas malagueñas, las génovas y chorizos, el queso de hoja; Capitanejo y Tipacoque su plato típico de cabro sudado, la morcilla Mirandina, Concepción su plato de ovejo al horno, sus colaciones exquisitas (panderos, galletas); Cerrito las cucas y plumeros; San Miguel, la chirimoya y la miel de trapiche; San Andrés sus empanadas de trigo y Guaca sus hayacas de maíz; en Soatá el dulce de dátil, los amasijos de El Cocuy; la arepa boyacense en La Uvita; en fin, no tendría espacio para comentar una a una todas esas riquezas gastronómicas que identifican a García Rovira, Norte y Gutiérrez, y que cada una de ellas se puede convertir en un modelo de negocio exportador. Las cabras, los cultivos del tabaco y frijol y maíz, indiscutiblemente han sido y seguirán siendo sistemas productivos tradicionales, que han marcado la cultura de éstas regiones durante toda su historia y que ameritan la proyección de sendos parques temáticos que caben perfectamente dentro de los conceptos de la economía naranja. 

El turismo religioso, también incluido como un eje transversal del desarrollo económico y social de las regiones, no deja de ser una expectativa para estas provincias; algunos ejemplos de monumentos y tradiciones religiosas que merecen ser rescatadas y resaltadas como las imponentes ruinas de Servitá, en el municipio de Cerrito; el Santuario de la Virgen de los Remedios, la estructura del primer seminario regional de la provincia, en el instituto Isidoro Miranda Morantes, el centro poblado de Tequia, todo esto en San José de Miranda; el Santuario de la Virgen del Carmen en Covarachía; La catedral de Málaga y el templo del Asilo San Antonio, con su hermosa arquitectura, y en cada municipio hay un patrono al que su población rinde credo, como la Inmaculada Concepción, San Bartolomé, San Pedro, Jesús Nazareno, La Candelaria, Nuestra Señora de Chiquinquirá, etc.

Por último, es necesario impulsar el turismo por intermedio de los grandes personajes que ha dado la provincia y establecer rutas en cada municipio para conocer su infancia, su educación, su historia, sus familias, sus viviendas, en fin, sus orígenes. A manera de ejemplo, la casa de infancia y colegios donde estudiaron o se criaron Jaime García (matemático mundialmente reconocido), Edbertho Leal (físico que trabaja con la NASA, oriundo de Macaravita), Mario Hernández (reconocido diseñador capitanejano), Solón Wilches, etc. Muchos personajes importantes ha aportado nuestra región a Colombia y el mundo, pero no los hacemos visibles desde nuestros propios municipios. Tal vez se me quedaron muchas cosas que pueden convertirse en alternativas para desarrollar modelos de negocios, para lo cual ofrezco disculpas al no enunciarlos.

Sin embargo, es necesario que los municipios estructuren planes culturales y turísticos serios y a largo plazo, que permitan organizar emprendimientos, el desarrollo urbanístico y la promoción de su patrimonio histórico, cultural, religioso e intelectual.