sábado, 20 de octubre de 2018

La Economía Naranja… ¡oportunidad para las regiones!


Por Rubén Darío Rodríguez López

La economía Naranja, definida así por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por la relación que guarda el color naranja con la cultura y la identidad, así como por su asociación con rituales y eventos culturales, artísticos y religiosos, le aporta a la economía colombiana entre el 3,3 y 3,5% del PIB cada año y genera alrededor de 800 mil empleos directos e indirectos, en su mayoría población joven. Además nuestro país genera exportaciones por este concepto por un valor aproximado de 600 millones de dólares al año.

Nuestras regiones y específicamente las de García Rovira en Santander y Norte y Gutiérrez en Boyacá, presentan un potencial inigualable respecto a otras del país para potencializar su desarrollo a través de iniciativas que se incluyen dentro de la economía Naranja.

El piedemonte del Cañón del Chicamocha, la sierra nevada del Cocuy, los páramos de Pisba y Almorzadero, son los principales referentes que nos permiten generar mayor identidad y bajo sus espectaculares montañas se puede promover un número incalculable de emprendimientos. Eso solamente para referirme a los paisajes que nos identifican como regiones y que esconden un mundo maravilloso por descubrir, lleno de climas extremos en pocos kilómetros de distancia, una fauna llena de aves exóticas, cóndores, osos, venados para su avistamiento y caminos de herradura, que enmarcan la hermosa historia colombiana, ya que a través de ellos se libró la lucha libertadora de Simón Bolívar.  Caminos que contienen la historia de la Guerra de los Mil Días, de la travesía de los ejércitos desde Venezuela hasta Quito en la época de la Gran Colombia, y que finalmente terminaron convertidos en la ruta principal para trazar la Troncal del Norte, que une a Colombia con Venezuela y Ecuador. ¿Sabían que la NASA escogió a Macaravita como el mejor sitio de Colombia para hacer un observatorio astronómico?

Ahora, si hablamos de aspectos culturales, cito algunos pequeños ejemplos (hay muchos más) que pueden cambiar la economía de la región, una vez se estructuren y diseñen emprendimientos que permitan potencializar modelos de negocios particulares que rescaten y especialicen la investigación cultural y su uso para su comercialización. García Rovira debe potencializar un festival folclórico (Molagavita y Málaga: Luis María Carvajal, San José de Miranda: Luis francisco Adarme, Eloy Correa), que tenga talla Nacional e internacional; que pueda superar al del "Mono Núñez". En las provincias de Norte y Gutiérrez se debe buscar la maximización de la atracción del Aguinaldo Boyacense, con esos municipios pesebres que hay en un radio de acción de 5 Kms, como El Espino, Guacamayas, El Cocuy y Güicán. Otra actividad cultural que merece destacarse como patrimonio, son los reconocidos "MATACHINES" que alegran las tardes navideñas en todos los municipios de estas provincias; y por qué no buscar que sean reconocidos como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como en su momento lo hicieron con los Carnavales de Barranquilla, Blancos y Negros; las procesiones de Semana Santa en Popayán, Pamplona, etc.

El municipio de Guacamayas nos lleva años luz con sus artesanías de paja y fique, pero que nos permiten soñar que también se podrían potencializar las artesanías en lana de oveja, como lo está haciendo el grupo de mujeres de Cerrito y Concepción, pero que necesitan dar un salto a la internacionalización de sus negocios.

Gastronómicamente hablando, las provincias en mención cuentan con infinidad de platos autóctonos que deben ser inventariados e investigados para convertirlos en productos al estilo del "mute santandereano", "la bandeja paisa", etc. Tenemos en Málaga las panuchas malagueñas, las génovas y chorizos, el queso de hoja; Capitanejo y Tipacoque su plato típico de cabro sudado, la morcilla Mirandina, Concepción su plato de ovejo al horno, sus colaciones exquisitas (panderos, galletas); Cerrito las cucas y plumeros; San Miguel, la chirimoya y la miel de trapiche; San Andrés sus empanadas de trigo y Guaca sus hayacas de maíz; en Soatá el dulce de dátil, los amasijos de El Cocuy; la arepa boyacense en La Uvita; en fin, no tendría espacio para comentar una a una todas esas riquezas gastronómicas que identifican a García Rovira, Norte y Gutiérrez, y que cada una de ellas se puede convertir en un modelo de negocio exportador. Las cabras, los cultivos del tabaco y frijol y maíz, indiscutiblemente han sido y seguirán siendo sistemas productivos tradicionales, que han marcado la cultura de éstas regiones durante toda su historia y que ameritan la proyección de sendos parques temáticos que caben perfectamente dentro de los conceptos de la economía naranja. 

El turismo religioso, también incluido como un eje transversal del desarrollo económico y social de las regiones, no deja de ser una expectativa para estas provincias; algunos ejemplos de monumentos y tradiciones religiosas que merecen ser rescatadas y resaltadas como las imponentes ruinas de Servitá, en el municipio de Cerrito; el Santuario de la Virgen de los Remedios, la estructura del primer seminario regional de la provincia, en el instituto Isidoro Miranda Morantes, el centro poblado de Tequia, todo esto en San José de Miranda; el Santuario de la Virgen del Carmen en Covarachía; La catedral de Málaga y el templo del Asilo San Antonio, con su hermosa arquitectura, y en cada municipio hay un patrono al que su población rinde credo, como la Inmaculada Concepción, San Bartolomé, San Pedro, Jesús Nazareno, La Candelaria, Nuestra Señora de Chiquinquirá, etc.

Por último, es necesario impulsar el turismo por intermedio de los grandes personajes que ha dado la provincia y establecer rutas en cada municipio para conocer su infancia, su educación, su historia, sus familias, sus viviendas, en fin, sus orígenes. A manera de ejemplo, la casa de infancia y colegios donde estudiaron o se criaron Jaime García (matemático mundialmente reconocido), Edbertho Leal (físico que trabaja con la NASA, oriundo de Macaravita), Mario Hernández (reconocido diseñador capitanejano), Solón Wilches, etc. Muchos personajes importantes ha aportado nuestra región a Colombia y el mundo, pero no los hacemos visibles desde nuestros propios municipios. Tal vez se me quedaron muchas cosas que pueden convertirse en alternativas para desarrollar modelos de negocios, para lo cual ofrezco disculpas al no enunciarlos.

Sin embargo, es necesario que los municipios estructuren planes culturales y turísticos serios y a largo plazo, que permitan organizar emprendimientos, el desarrollo urbanístico y la promoción de su patrimonio histórico, cultural, religioso e intelectual.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Del dicho al hecho… hay un cambio de “chip”


Es necesario cambiar nuestra manera de pensar. (Foto tomada de internet).

Por Rubén Darío Rodríguez López

A muchos columnistas o periodistas a veces nos reclaman por qué generalmente, cuando expresamos nuestras opiniones, causamos molestia en algunas personas o gobernantes, pero nunca hacemos nada más que criticar y no proponemos nada para cambiar las cosas que criticamos o denunciamos. Aclaro que tomar posición objetiva y escribir sobre las cosas que nos pasan, no es fácil, precisamente porque generalmente toca intereses no muy santos de las personas que nos gobiernan, que toman las decisiones y que lo único que buscamos es despertar en la gente una opinión, sin sesgos, sin intereses personales y sin recibir nada a cambio. Sin embargo, hay algunos columnistas que toman posiciones partidistas, que venden o empeñan su opinión a cambio de pauta publicitaria o de dineros corruptos que los silencian o, en el peor de los casos, se convierten en jefes de debate del personaje que los soborna.

En lo que llevo de escribir columnas de opinión (aproximadamente 6 años), cada vez que voy a escribir una nueva columna, trato de revisar las que he escrito antes, para tratar de no ser repetitivo y vaya sorpresa, cuando leo una columna del año 2012 y me doy cuenta que la puedo publicar hoy y sigue vigente. Es muy difícil entender que en nuestras regiones, no pasa nada, no cambia nada, todo sigue igual.  

Principalmente he cuestionado la falta de visión y de gestión de nuestros gobernantes para dirigir los municipios de la provincia. Cada cuatro años, hemos repetido los mismos errores al momento de elegir, nos dejamos encantar por personas que se hicieron líderes por alguna razón, como por ejemplo:  porque algún día hablaron fuerte en una reunión de servicios públicos, o porque hablaron duro sobre los impuestos (no sin antes haberse bebido un par de cervezas), o sobre el canal de riego, o sobre la cosecha, o sobre cualquier presidente de junta o sobre cualquier Concejal o sobre el Alcalde, y entonces, sale a representar a la comunidad y empieza su vertiginoso ascenso hacia el poder. Empiezan a vender la idea que ellos sí son del pueblo, que ellos si sufren lo que sufren los campesinos, que ellos si van a cambiar la "jorma" de gobernar y que gobernaran "pa los pobres". 

Así, se convierten en Concejales o peor aún en Alcaldes. Pero éstos líderes nunca se han preocupado por prepararse, por capacitarse, por estudiar, por hacerse lideres con sentido comunitario, ni mucho menos por estructurar un programa de gobierno o un plan de desarrollo que refleje la verdadera visión y priorización de lo que se debe hacer en su municipio, es decir, lo menos que les importa es saber para qué se quieren hacer elegir.

Entonces, cuando uno va a ver, pasaron cuatro o muchos más años, donde no fue posible ver un solo proyecto que supere las mínimas cuantías en esos municipios, un solo proyecto que sacara de pobre al menos a una familia del pueblo (excepto la del Concejal o la del Alcalde), no tienen la capacidad de liderar o gestionar un solo proyecto agroindustrial, un solo proyecto de vivienda, de potabilizar el agua, de reciclar la basura, de hacer un planta de tratamiento de residuos sólidos, una sola acción de regular el tránsito, ni un programa para sacar a los jóvenes del alcoholismo, de la drogadicción, ni una sola beca para los mejores estudiantes, ni una vía pavimentada, en fin; va uno a ver y pareciera que el tiempo se hubiera detenido y la única obra por mostrar es el mejoramiento de una sola casa. Pero esto sucede por pensar que para ser Concejal o Alcalde solo se necesita hablar duro y tener plata para comprar los votos ocho días antes de la elección. Sigan votando así, que así van bien.

Todo esto me ha llevado a pasar de la crítica a la acción, como lo dice el titular de la columna, "del dicho al hecho" y considero que en nuestras regiones hay que "rehacer" a los líderes, hay que formar nuevos líderes y necesitamos construir capital humano que sea capaz de generar propuestas comunitarias, innovadoras, propuestas emprendedoras, con gente joven, con gente adulta responsable, con mujeres lideresas honestas y trabajadoras, pero sobretodo, propuestas locales y regionales que pasen más allá de la visión cortoplacista e inmediatista, que sobrepasen los intereses personales, los intereses partidistas y polarizadores que tanto daño le han hecho a nuestros municipios.

Queremos formar un grupo de líderes, que tengan como principios la ética, la honestidad, el sentido comunitario, las ganas de hacer las cosas, las ganas de salir adelante, sin lamentaciones, sin pesimismo, sin espejo retrovisor, que si miramos atrás solo sea para fijarnos en nuestras equivocaciones y no cometerlas nuevamente.

Por eso, un grupo pequeño de amigos de Málaga y la provincia de García Rovira, que queremos retribuirle al desarrollo de la región de alguna manera, desde nuestros conocimientos y relaciones profesionales, y movidos solamente por el amor a nuestros pueblos, creamos la fundación "CAMBIANDO EL CHIP", cuyo único objetivo es el de llevar conocimiento y educación a las regiones apartadas de Colombia, a través de experiencias de Líderes, de emprendedores, de profesionales y consultores, de especialistas en temas de desarrollo local y regional, muchos de ellos de nuestra región y otros no, y que se desplacen hasta estos municipios para hablar con los nuevos grupos de líderes sobre el futuro y una nueva visión para nuestras regiones; buscando crear una nueva generación de liderazgo, más proactiva, más propositiva, menos corrupta, menos politiquera, pero sobre todo, con un nuevo "Chip", que les permita soñar, diseñar y construir una nueva región, un nuevo municipio, un nuevo liderazgo para nuestras próximas generaciones.

En las elecciones pasadas para Presidente, sugerí que debíamos darle una oportunidad a la gente joven que se forme en liderazgo contemporáneo, un liderazgo más participativo para ellos, más actualizado, es decir, sin darles la espalda, sin discriminarlos, al menos sin ignorarlos como ha sido hasta ahora. También los resultados de la Consulta anticorrupción en nuestra provincia de García Rovira, (22.000 votos a favor), me llenan de esperanza que esas 22.000 personas salieron a votar, sin darles un solo peso, sin darles transporte, sin tamal, ni mute y sin empresarios electorales que los coaccionaran. Eso es solo inicio de un proceso que no tiene reversa, un proceso de que la gente no tragará entero en las próximas elecciones regionales y que se les está acabando el cuarto de hora a los corruptos. Muchos me dirán iluso, pero lo único que sé, es que a la gente le vamos a "cambiar el chip" y también sé que no será fácil. Todo proceso educativo es largo, dispendioso, pero no imposible. Si no, pregúntenle a los que hicieron la primaria por televisión, el bachillerato por radio y la universidad a distancia.

sábado, 11 de agosto de 2018

El compromiso de Duque con el Consejo Gremial Nacional


Consejo Gremial Nacional

Por Rubén Darío Rodríguez López

El Consejo Gremial Nacional (CGN), es un grupo de empresarios de Colombia, que integra a los 21 gremios de la producción más representativos del país y que en su conjunto, agrupan el 59% del PIB a precios corrientes de 2016, el 72,9% de la generación de empleo a nivel nacional, el 83,7% de las exportaciones totales y el 99,1% de la Inversión Extranjera Directa en 2017.  Dicho Consejo ha enviado una "agenda" al presidente electo, Iván Duque, con las principales acciones que ellos consideran "prioritarias" para que sean parte integral del próximo Plan de Desarrollo que tendrá que elaborar el gobierno entrante.

A mi manera de ver, (no soy ni economista, ni contador, ni gran empresario) pero resalto en esta columna algunos temas que considero, no me permiten compartir la alegría de los que consideraron que el triunfo de Uribe (Duque), sería  la salvación del pueblo colombiano, porque con lo que se ve venir, no hay ninguna razón para estar alegres y mucho menos para celebrar. Algunos me llamarán "mamerto", otros me dirán "aguafiestas", pero preferiría ser "pesimista" o en el peor de los casos, "realista" y  aclaro que lo que escribo está plasmado en el documento denominado "REACTIVACIÓN ECONÓMICA 2018-2022" propuesta para el presidente Duque y su equipo de trabajo, publicada por la revista Dinero, este mes de Julio.

En su capítulo 2, (pág. 23), a nivel tributario, el CGN, propone "ampliar el universo de personas naturales obligado a tributar. Es necesario gravar progresivamente a quienes reciban más de 2,5 SMLV (actualmente se tributa a partir de 4,1 SMLV)".  Así las cosas, si Ud., amigo colombiano gana hoy aproximadamente 2 millones de pesos, alístese a declarar renta y a tributar. Lo anterior se propone para compensar la propuesta de reducir la tarifa unificada en renta corporativa (empresas) del 33% al 28%, es decir, 5%. En esta misma página proponen otros aspectos tributarios que beneficiarían a los grandes empresarios.

En la pág. 24, con el numeral 2. Impuestos Territoriales, proponen eliminar los impuestos que los pequeños municipios recaudan por considerarlos obsoletos; entre otros, el degüello de ganado, pesas y medidas, alumbrado público, telefonía y avisos y tableros, que son los que componen los principales ingresos propios y corrientes de estas entidades. También solicitan eliminar estampillas y prohibir las creación de nuevas y les dejaría a Municipios y departamentos que se ingenien otro tipo de impuestos y les sugieren actualizar sus catastros para fortalecer sus impuestos prediales. Si bien es cierto, los primeros impuestos en los pequeños municipios (categoría 5 y 6) son un saludo a la bandera, en los  municipios más grandes (categorías 1 y 2) si afectaría notablemente los ingresos corrientes. Y con respecto al impuesto predial, el mayor golpe lo recibirán los municipios pequeños, es decir, los pequeños productores agropecuarios.

En cuanto al mercado laboral, el CGN sugiere que el horario nocturno debe iniciar a las 10 pm y no a las 9 pm, como fue reglamentado hace poco, entonces implica que si su trabajo es de noche (generalmente celador, enfermeras, conductores, etc.) será perjudicado, porque para ellos la noche laboral empezará más tarde. También le sugieren al Dr. Duque que flexibilice la contratación laboral y la autonomía del empresario en cuanto al despido de un empleado, proponiendo que la tutela no sea el mecanismo de reconocimiento de derechos. (pág. 26). Y además, sugiere eliminar los parafiscales de SENA e ICBF y que estos se recauden con un valor fijo a través de la tributación y se incremente con la inflación anual.

Para las mujeres que están felices porque el Dr. Duque canta, baila, juega fútbol y es muy "querido", les comento que en la agenda propuesta por el CGN, le proponen ajustar el sistema pensional, que les parece inequitativo que una mujer que trabaja menos años y aporta menos al sistema pensional, logre su pensión antes que el hombre, por lo que sugieren que la edad para pensionarse sea la misma que los hombres. Adicionalmente, se sugiere reducir el valor de la pensión del sobreviviente que es del 100% hasta un 70%.  Pobres viudas y huérfanos (pág. 29).

En cuanto a aspectos ambientales, proponen al gobierno Duque flexibilizar las consultas previas, que se deben hacer con las comunidades para proyectos que impliquen la alteración del medio ambiente (generalmente mineros o de infraestructura).  Adicionalmente, sugieren que la extinción de dominio es una medida exagerada para los predios donde se exploten recursos y afecten el medio ambiente, según ellos, la norma no es clara y da para interpretaciones en desmedro de la propiedad privada (pág. 41). Y como punto adicional, establecen que es necesario permitir la extracción minera en paramos, siempre y cuando se haga bajo buenas prácticas ambientales y de explotación. Por lo visto, el compromiso con MINESA en Santander será flexibilizar en este punto. En ninguna parte del documento mencionado proponen estrategia alguna para la población que habita y vive en los páramos y que será desplazada por su delimitación.

Finalmente, el CGN en ninguna parte de su agenda propone estrategias claras para la reducción de la pobreza, la desigualdad y mucho menos sobre la responsabilidad social.  Afortunadamente, el paso que tiene que dar Colombia para pertenecer a la OCDE le exigirá acciones claras en este sentido. 

Con esto queda muy claro que cuando un empresario o empresarios invierten y ponen su dinero en una campaña política, no lo hacen gratis, ellos pasan a comer a manteles con los Presidentes y a poner las condiciones y los que ponemos los votos pasamos a comer M… (Eso, lo de siempre). También queda comprobado que, bajo las políticas económicas del nuevo gobierno, solo hay posibilidades para los grandes empresarios, para ser empleado o de pertenecer al Sisbén, pero no existe la más mínima posibilidad de ser mediano o pequeño empresario y menos de ser trabajador independiente, a menos que sea en un semáforo o con un carrito de tintos

Vienen muchas cosas más, que sin duda afectarán principalmente a las clases media y baja y que fortalecerán a los grandes empresarios a costas de la generación de empleo, el crecimiento económico y la competitividad. ¿Qué será de nuestras pobres regiones que están llenas de miles de pequeños productores, pequeños empresarios y grandes necesidades y expectativas?

Los invito a leer el documento íntegro que menciono en esta columna, para que contextualicemos hacia dónde vamos y lo que se prevé durante los próximos años. (www.portafolio.co)

lunes, 18 de junio de 2018

Del puente para allá es… otra realidad!!!


Del puente para allá es…  otra realidad!!!

En todo un acontecimiento se convirtió la unión de los dos extremos del puente Hisgaura. En poco tiempo, con la instalación de las barandas y de la cinta asfáltica, se verá como en esta proyección.

Por Rubén Darío Rodríguez López

Tuve la oportunidad de viajar a Málaga por estos días de invierno por la carretera que nos comunica por curos, prevenido de tres derrumbes que sucedieron durante una misma semana y de la posibilidad de pernoctar en la vía como suele suceder por ésta época.  Como siempre, el estado de la vía no era el mejor, el sector entre Curos y La Ceba está totalmente deteriorado, y de ahí para adelante no mejoraba, a pesar de los continuos trabajos de mantenimiento y de replanteamiento a la que ha venido siendo sometida durante los últimos años.

Siempre he considerado, a modo personal, que con Málaga y la provincia de García Rovira, se ha cometido una infamia; si, una ofensa, lo que han hecho los gobiernos de los últimos 12 años con la cantidad de dinero que le han invertido a esta carretera. Hoy las inversiones ascienden a una suma aproximada a los 650 mil millones de pesos, los cuales fueron invertidos en el mantenimiento y arreglo de más de 20 puntos críticos que incluían sus obras de arte y la pavimentación de los 50 a 100 metros que afectaban cada sitio crítico y la construcción de tres grandes puentes. A mi manera de ver, hubiera preferido tener 70 o 90 kilómetros pavimentados y 20 puntos críticos sin pavimentar, pero esa fue la decisión técnica y política que se hizo. 

Hoy se está haciendo mucha publicidad con la construcción del "PUENTE ATIRANTADO MAS LARGO Y ALTO DE LATINOAMÉRICA", toda una mega obra, que inició con un presupuesto cercano a los 80 mil millones y hoy se le han invertido más de 100 mil millones. No puedo negar de la magnitud de la obra, realmente es espectacular y estoy seguro dará mucho de qué hablar en los próximos años, así como me complace el saber que ha generado empleo en la región. Sin embargo, deja un pequeño sabor amargo el saber que para llegar a esta maravilla arquitectónica, hay que atravesar una de las peores vías que tiene Santander y Colombia, en donde, para recorrer 124 Km, un bus gasta aproximadamente 7 horas, es decir una velocidad promedio de 20 Km/hora. También hay que reconocer que se trabaja en la pavimentación del sector entre los municipios de San Andrés y Guaca, pero todavía falta mucho para terminar.

Una vez atravesado el puente Hisgaura, se encuentra el viajero con un panorama algo desolador, unos campos abandonados, sin cultivos, sin gente, como si existiera una condena a su desaparición, y qué decir del paso por el casco urbano de San Andrés, con sus calles totalmente deterioradas, en un estado peor que la carretera principal y guarda uno esa sensación, de que lo único que ha pasado por estos municipios son los años, pero el desarrollo no se ve por ningún lado, el mismo comercio incipiente, las mismas tiendas pero con menos compradores, no hay desarrollo, hay un estancamiento generalizado en la región.

Aún así, es importante mirar hacia adelante y pensar de manera positiva que puede generar esta joya arquitectónica en la región, para que no se convierta en un elefante blanco. García Rovira tiene, entre otras potencialidades, unos paisajes naturales que permiten soñar con la naturaleza, está rodeada de los páramos de Berlín, Almorzadero y Pisba; además cuenta con la laguna de agua dulce más grande de Colombia, la Laguna de Ortices, que está incrustada entre las montañas de San Andrés y Molagavita y que sirve de enlace entre los climas fríos de los páramos con el clima árido y desértico del cañón del Chicamocha. ¿Será el momento de pensar en eco-turismo? ¿en agro-turismo?, ¿turismo natural?, ¿avistamiento de aves?, ¿de aventura? Pero, ¿qué es eso?, ¿cómo se hace?

Señores líderes, Alcaldes, concejales, etc., este turismo no necesita que se gasten miles de millones de pesos en cemento, solamente necesita promoción, difusión y preparar a los habitantes de las veredas y sectores poblados para que sean amables, sean generosos en medio de sus dificultades y sobretodo, sean capacitados para prestar un servicio básico de alojamiento, restaurante y transporte. Organizar a la comunidad para que estructuren cadenas agroturísticas, ecoturísticas y les permitan a los visitantes encontrar una buena dosis de calor humano y hospitalidad, durante el paso de sus caminatas, de sus recorridos y, claro, promover eventos culturales, deportivos y ambientales que convoquen a esta clase de turistas que se diferencian abismalmente de los turistas de playa, brisa y mar.

Pero para lo anterior, primero hay que creer que se tienen todas esas potencialidades y segundo cambiar el "chip". Si señores, priorizar las inversiones en cosas que realmente generen valor agregado en la comunidad, por qué no pensar en convenios con empresas de transporte para que existan rutas en microbuses o camionetas tipo 4x4 (Duster, captiva, etc) o cuatrimotos y que se instale capacidad de alojamiento en casas campesinas con mínimas condiciones de habitación, baño, agua potable y formar jóvenes como guías turísticos de los puntos de referencia que existen en cada uno de sus municipios.

Celebro y reconozco el trabajo de algunos jóvenes emprendedores que hoy tratan de promover el turismo en García Rovira, como la empresa el ANDINISTA, de Adriana Hernández, como el grupo ambiental RIPPA, liderado por Astrid Lineros y el recién creado grupo de jóvenes en Málaga SIN EXCUSAS, liderado por el Concejal Leonardo Higuera.  Estos jóvenes están pidiendo pista para activar el turismo natural en la región, brindémosle todo el apoyo necesario, creamos en ellos, pero sobretodo, ayudemos a crear conciencia de que el desarrollo de la región puede ser complementario a las moles de cemento que a veces no nos dejan ver más allá de ese muro físico.

jueves, 26 de abril de 2018

“Una oportunidad, es un motivo de esperanza por un mejor país”


Por Rubén Darío Rodríguez López

En mi columna del mes de noviembre de 2017, expresaba sobre la impotencia y el desaliento que genera el sentirse uno solo, "ladrándole a la luna", refiriéndome a temas que son espinosos y que por lo general nadie toca, porque siempre hay un interés personal o familiar que les impide expresarse, o peor aún, les impide actuar de manera sensata ante el común de la gente.

En esos espacios, "desoladores y de silencio", he tenido un par de momentos que me permiten pensar y soñar en la posibilidad de futuros mejores y más humanos, para mí, para mis hijos, para mis nietos, para todos los que estamos y todos los que vendrán. Un futuro menos violento, menos corrupto y menos azotado por la clase política que tenemos y que la mayoría reelige, sin ton ni son.

Reconociendo que lograr un cambio en materia de violencia y de corrupción en nuestro país parece una utopía, ver a miles de jóvenes participar en marchas, en debates, en manifestaciones públicas, bajo la consigna de añorar un país mejor, en defensa de la vida, del medio ambiente, del respeto a las diferencias (étnicas, religiosas, de género), en defensa inclusive de los animales, a mí me genera una gran esperanza. Siempre que los  jóvenes se pronuncian y se mueven a la acción, la historia puede cambiar.

Hoy, los jóvenes no están esperando que pase lo de siempre: primero la masacre o el robo del siglo, luego el llanto, la indignación, el debate de unas horas buscando responsables, las promesas de investigaciones exhaustivas y al final… Nada, absolutamente nada. Hoy, los jóvenes piden a gritos (en plazas, en universidades, en redes sociales, en organizaciones comunitarias), ser escuchados; y vaya que sus gritos se han escuchado.  Algunos ejemplos en Colombia como la constituyente de 1991, del que hicimos parte; la marcha del "No más Farc del 4F", el apoyo a la paz y múltiples marchas contra la corrupción y contra la minería que a su manera han convocado. Esos ríos de gente liderados por unos chicos que muchos creen incapaces y desinteresados, más allá de su activismo de redes, son un motivo grande de esperanza. No se puede negar que hoy nadie da un peso por los jóvenes en Colombia, pero es grandioso e invaluable lo que hacen y la historia no nos deja mentir que las grandes transformaciones siempre comienzan con pronósticos negativos.

Colombia pareciera dormir en un letargo y lo demostró en su comportamiento de nuestras elecciones legislativas del 11 de marzo pasado, que nuestra sociedad colombiana tiene una tendencia a mantener lo establecido, así duela, así nos esté carcomiendo, así sea la peor opción, así nos sigan matando, así nos sigan robando, pero es deber de todos y principalmente de las nuevas generaciones, cambiar estas realidades cuando nos hacen daño.

Es oportuno decirle a los jóvenes de una manera sensata y honesta, que a los que estamos a mitad de camino y a los que se están despidiendo, nos quedó grande entregarles un país mejor gobernado, un país en mejores condiciones de como nos lo entregaron nuestros abuelos, digámosle a los jóvenes que nos perdonen, que nos equivocamos, que fallamos al escoger nuestros líderes, que los líderes que escogimos nos fallaron también a nosotros, nos decepcionaron, nos robaron, nos siguen robando, pero peor aún, nos seguimos equivocando, los siguen eligiendo. 

Tenemos una gran deuda moral y social con nuestros jóvenes, también sería oportuno resarcirla, sería oportuno tomar conciencia y de una vez por todas, sin triunfalismos, sin fanatismos, sin odio, sin rencor y  sin resentimiento, elegir de la mejor manera a nuestros gobernantes, a conciencia y analizando realmente qué es lo que más le conviene a nuestro país, no para los próximos cuatro años, sino qué le conviene al país para que de una buena vez por todas, se dé el primer "estartazo", para un verdadero cambio y una verdadera transformación de nuestras malas costumbres, de nuestras malas prácticas en lo público, pero sobretodo, de olvidarnos de esos nefastos y tristes records de violencia y corrupción.

Hoy no se puede negar, hay una oportunidad de dar ese primer paso, largo y tortuoso, de escoger el futuro de Colombia, de sentar su voz (a través del voto ciudadano), de hacerse sentir, de tomar las riendas, de contribuir a  construir su propio futuro, diferente;  menos violento, menos corrupto, menos desigual y menos inmediatista. 

Los Jóvenes deben llenarse de coraje, llenarse de argumentos, llenarse de razones, sin más apasionamientos que el querer ser mejores colombianos y arrastrar a sus padres, tíos y abuelos a que los acompañen en esta causa, llamada Colombia.

Dicen hoy los "Coaching empresariales" (lideres motivadores), que un pesimista ve en una dificultad un problema, pero que un optimista ve en una dificultad una oportunidad; hoy Colombia tiene muchas dificultades, pero siendo optimista y futurista, hay miles de oportunidades, pero primordialmente una, y es el próximo 27 de mayo, al momento de elegir nuestro próximo presidente de la República.

De mi parte, tengo la certeza que daré mi voto por una nueva oportunidad, por una persona honesta, que no polariza al país, que apoya la paz, que se la juega por la educación y por la cultura ciudadana de éste país, no dudaré ni un segundo en apoyar esta iniciativa y que con esto pondré mi granito de arena para que los jóvenes tengan una oportunidad de un país mejor.  No me importan las encuestas, no soy triunfalista, no voto por el que más haga bullicio o llene plazas, no me dejo llevar por esta publicidad, votaré a conciencia y no esperaré a  una segunda oportunidad. Puede ser que no gane, tal vez; pero creo que hay que iniciar un camino e invito a los jóvenes a que con mucha esperanza, hagan la siembra para un futuro mejor de nuestra querida patria.

viernes, 26 de enero de 2018

“Elecciones Congreso 2018: para el verdadero cambio, los jóvenes, las mujeres y abstencionistas tienen la palabra”

Por Rubén Darío Rodríguez López

Para escribir esta columna, tomo como referencia sendos documentos que ha publicado la Misión de Observación Electoral (MOE) en Colombia, que es una plataforma de organizaciones de la sociedad civil, independiente del gobierno, de los partidos políticos y de intereses privados, que promueve la realización del derecho que tiene todo ciudadano a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político y es patrocinada principalmente por Naciones Unidas, a través de USAID.

Para las elecciones de 2014, el potencial electoral era de 32.5 millones de ciudadanos aptos para votar, mientras que para el año 2018, según la Registraduría Nacional del Estado Civil, este número asciende a 36 millones de Colombianos, es decir, 3.5 millones más de personas que pueden ejercer su derecho al voto popular. Sin embargo, el comportamiento de las votaciones demuestra que en Colombia solamente el 44,8% de estos electores escogemos a nuestros gobernantes, es decir, solamente votamos en elecciones para congreso el año 2014 un total 14.5 millones de ciudadanos. 

De acuerdo a la MOE, el comportamiento de los electores, según su sexo, el 52,5% de electores son hombres y el 47,5% son mujeres; mientras el comportamiento de electores según sus ingresos, el 67% de personas que salen a votar devengan entre medio y un salario mínimo y seguidos del 23% de personas que devengan entre 1 y 1,5 salarios mínimos mensuales, es decir la clase media baja es quien ejerce su derecho al voto y solamente un 8% de personas que ganan más de 4 SMLM, ejercen su derecho al voto.

El mismo estudio refleja que el comportamiento de los electores según su rango de edad, el 63,4% de electores corresponden a los rangos entre 25, 35, 45 y 54 años de edad, mientras que solamente el 14,7% corresponde a menores de 25 años, es decir, solamente votaron 2 millones 130 mil jóvenes. Según el DANE, en Colombia para el año 2015, hay una población aproximada de 5´220.000 jóvenes entre 18 y 24 años, lo que confirma los datos iniciales, que un poco más del 60% de los jóvenes no salen a votar.

Pero el dato más preocupante es el grado de escolaridad de la población que está eligiendo a nuestros gobernantes, el 63,4% de electores solamente han estudiado primaria y secundaria, el 17,2% son tecnólogos o técnicos y el 16,1% son profesionales.

Y por último, según la MOE, la renovación de congreso en las pasadas elecciones de 2.014, con respecto a los congresistas que entraron como nuevos y que no tenían nada que ver con Senadores o Representantes ya elegidos, solamente fue de un 12% (12 de 100) para Senado. Los demás fueron reelegidos, o se hicieron elegir en cuerpo ajeno (hijos, esposas, tíos, primos, suegros, cuñados, etc.).

Como están las cosas, me atrevo a pronosticar que para las elecciones de Congreso que se adelantarán en marzo, las cosas no van a cambiar y se reelegirá al menos un 95% de los actuales congresistas (directamente o en cuerpo ajeno), ya que este grupo de "empresarios electorales" conocen muy bien el comportamiento de éste 44% de ciudadanos que votamos. Por eso, desde ya se pronostica que la compra de votos, las estrategias de los "Kits electorales" (billete de 50.000, camiseta, cemento, teja y manguera) y los "TLC (Tamales, Lechona y Cerveza)", estarán a la orden del día. 

Sin embargo, la única esperanza sería que todas estas personas que representan el otro 56% de votantes, salieran el día de elecciones y manifestaran su indignación en las urnas y no en las redes sociales.

Los abstencionistas tienen la primera responsabilidad, generalmente son electores que se autodenominan "apolíticos o intelectuales", según ellos la política les parece algo ajeno y hasta desidia les da hablar de política. Pero hoy más que nunca, Colombia los necesita, y deben de dejar de ser "tibios" en las elecciones y tomar posición alguna con respecto a las elecciones de Congreso que se avecinan. De lo contrario, los ve uno escribiendo y despotricando del gobierno y de los gobernantes, pero su "irresponsabilidad"  los hace co-participes de tremenda equivocación.

Las Mujeres cada día participan más, pero una gran mayoría lo hace por necesidad, ya sea por cuidar un trabajo en entidad pública, un contratico o el de sus hijos, por lo que terminan siendo votos amarrados, hasta por sus hijos. Es hora que hagan respetar su derecho ciudadano y que miren en los candidatos quien las representa y les hace valer sus derechos y valores.

Y los jóvenes, cada día más apáticos a votar, los invito para que asuman la inmensa responsabilidad que tienen para generar el cambio que nuestro país necesita. No más corruptos, los jóvenes no venden su voto fácilmente, son los únicos que  mantienen su autonomía y rebeldía al momento de votar, por eso son los llamados a generar el verdadero cambio en la política colombiana. 

El camino no es fácil, pero  hay que empezarlo y hoy existen muchas más razones para que peguen el "grito" de la democracia y salgan a las urnas a votar conscientemente.  He visto con mucha alegría un grupo de jóvenes que andan en los buses urbanos, con afiches en mano, haciendo pedagogía electoral, explicándole a la gente cuales candidatos tienen antecedentes o que están siendo investigados por actos de corrupción, una actitud "proactiva" que necesita Colombia.

Si los jóvenes pusieran la primera piedra, y tienen como hacerlo, se podría construir un país diferente, un país con nuevos líderes, que sean referentes por su buen ejemplo y no por sus obscuras y corruptas actuaciones, por sus valores y no por sus malas prácticas, por su consciencia social y no por sus ambiciones personales, pero sobretodo, con buena formación académica, que les permita planear y soñar un país diferente.

Por eso, apreciado lector y electora, si en algo puedo contribuir con mis apreciaciones, espero que así sea, ruego para que una vez en su vida, vote a consciencia, hay candidatos que valen la pena, hay personas que pueden cambiar esto, pero solo depende de cada uno de nosotros.

jueves, 14 de diciembre de 2017

“El cristo de espaldas”

Rubén Darío Rodríguez López

No me voy a referir directamente al texto del libro de Eduardo Caballero Calderón, denominado como el titulo de esta columna, pero sí justamente coincide en muchas de mis apreciaciones que expresaré a continuación.

Como he manifestado en columnas anteriores soy una persona católica, nacida en un pueblo muy conservador de los que llamaban "godos", sin embargo, hoy conservo lo primero y de godo no me queda mucho. En el camino de seguir a Cristo me he llevado sorpresas agradables y desagradables, dentro de las agradables, el poder sentir y vivir la fuerza espiritual que conlleva este camino y la grandeza de los actos de fe que he podido comprobar y tener la oportunidad de servir y ayudar al prójimo; y desagradables, el encontrar personas que dicen profesar la fe católica, van a misa, asisten a retiros, pero actúan de manera contraria a los preceptos de la religión Católica, es decir, son "hipócritas".

Estos "hipócritas" llevan la investidura de Políticos o servidores públicos, es decir, representan al pueblo en instituciones del ejecutivo como Alcaldías, Gobernaciones, Ministerios y desde la misma Presidencia. Otros representan al pueblo desde instituciones judiciales como Juzgados, Tribunales, Cortes, Fiscalías, Contralorías, Procuradurías, Personerías y otros nos representan desde el poder legislativo como Concejos, Asambleas, Cámaras de Representantes y Senado.

Muchos de ellos no "cachan" misa diaria o dominical, andan con rosario en mano, participan de los grupos de "Emaús", "Caminos", "Lazos marianos", etc.  Demuestran su fe delante de todo el pueblo y cada vez que se suben a tarima evocan con mucha efusión a "DIOS Y LA VIRGENCITA", sin embargo, me he preguntado ¿a qué Dios siguen ellos? ¿Al católico?, ¿a Jesucristo?; de ser así, no entiendo como hay personas de esta investidura que son capaces de hacer oración en la mañana y salir a buscar durante el día la forma de robarse los recursos públicos.

Hemos visto como un ex-procurador solía tener en su oficina una imagen de Cristo e impartía la doctrina desde su cargo, pero a su vez sobornaba con cargos o puestos a Senadores, Representantes y Magistrados, jugando al "tú me eliges, yo te elijo" y como parte de pago, engavetaba los procesos de las personas que lo eligieron. Muy católico el Dr., pero muy corrupta su acción.

Hay un expresidente de nuestro país, que asiste a misa rutinariamente, se saca fotos arrodillado frente al santísimo y hace pactos con los cristianos, con los evangélicos, con los protestantes, con el que le toque, con tal de acaparar sus votos. Éste mismo ex -presidente tiene mas de 300 investigaciones por desapariciones, por promover grupos al margen de la Ley, que ha involucrado a sus hijos en grandes negocios, sin importar si estaban violando o no las leyes colombianas.  ¿A qué santísimo le orará? O, ¿será solo de fachada?

No cabe en mi cabeza cómo un Magistrado de la corte puso a su hija en cuanto cargo se le ofreciera, pero adicionalmente la ponía a cobrar "coimas" a las personas a quienes les ayudaba a conseguir un contrato de prestación de servicios. ¿Qué clase de papá es ese? ¿Le enseña a su hija a ser corrupta? Es un tipo muy "Malo", ¡Dios!!!  El caso de Ñoño Elías  es tal vez el caso más desconsolador familiarmente hablando. En la Costa y en el país entero, todo el mundo sabe de los negocios torcidos de los políticos, saben de dónde sacan la plata, de qué contratos, de qué dependencias, de qué ministerios y cómo logran su fortuna en menos de un periodo gubernamental; pero ya se han acostumbrado a convivir con esas riquezas efímeras y vertiginosas de sus gobernantes, pero que ponga a su familia (esposa e hijos menores de edad) a publicar un video, donde ellos juran y aseguran que su esposo y padre es un perseguido político y no un corrupto, deja ver que a muchos de los políticos, la avaricia se los traga junto a su familia, sin medir las consecuencias de sus actos.

También he visto a mucho político santandereano en retiros espirituales como "EMAUS", me he encontrado con ex -gobernadores, representantes, senadores y todos ellos muy simpáticos con la camiseta polo blanca y el logo del grupo espiritual, pero todos cuestionados e investigados por casos de corrupción. Y yo me cuestiono, ¿será que de verdad ellos llevan doble vida, una con Dios y una con la realidad de sus andanzas? ¿Qué le dicen a sus hijos o a sus esposas? que sigan su camino?, que se valgan de todo para llegar al poder?, lo voy a poner a Ud. hijo o esposa a la Cámara o Senado, porque estoy investigado? que compren votos, que engañen a la gente?, como le explicarán a sus hijos cuando caen presos por la justicia, que a veces funciona? Los podrán mirar a los ojos de frente?

El caso más patético y sin escrúpulos religiosos, es el de nuestro paisano Lucho Bohórquez, capturado el pasado "viernes negro" en la ciudad de Bucaramanga;  (Menos mal lo capturaron en el parqueadero de su casa y no en la iglesia, se disponía a asistir a la eucaristía fúnebre del exdiputado Nelson Franco), se le atribuye y se le investiga el desfalco de aproximadamente 15.000 millones de pesos a través de una iglesia llamada "manantial de amor", de propiedad de algunos de sus familiares más cercanos; es decir, según la Fiscalía, utilizó una organización religiosa para sacar recursos públicos de la Alcaldía de Bucaramanga y al igual que el Ñoño Elías, puso a su hija a publicar un video, donde argumenta que su papá no tiene nada que ver con los cargos que se le investigan, sino que también es un perseguido político. 

Pues dicen por ahí, que "el que peca y reza empata", pero a mi manera de ver es una vulgar costumbre y mal negocio con Dios. Porque podrán cuadrar y corromper a quienes imparten justicia en Colombia, a quienes ponen ellos mismos en las entidades de control, podrán engañar a sus esposas, hijos y familiares, pero a la justicia Divina no creo, esta es infalible y no falla. Y cierro con la frase del libro de Eduardo Caballero Calderón: "Perdónalos Señor, porque no saben lo que hacen".

NOTA: No puedo pasar la oportunidad para agradecer la paciencia y sus buenos comentarios para con mis columnas, durante el presente año. Deseo que tengan una Feliz Navidad y un muy prospero año 2018.

RUBEN DARIO RODRIGUEZ LOPEZ